Aumenta la longevidad con el Pycnogenol

Pycnogenol, suplemento antiaging Después de 40 años de investigación y más de 300 publicaciones el Pycnogenol (extracto del pino marítimo francés) continúa asombrando a los científicos por sus aplicaciones en el tan demandado campo del antiaging (antienvejecimiento). El Pycnogenol es una mezcla de flavonoides extraídos del pino con probados beneficios para la salud. 1

Nuevos estudios muestran que el Pycnogenol puede prevenir o dar marcha atrás al proceso oxidativo que provoca daños en los vasos sanguíneos, diabetes y enfermedades neurodegenerativas. Este extracto de pino también está resultando prometedor para patologías tan dispares como lesiones traumáticas en el cerebro, problemas de la piel, dolor e incluso tinitus.

Pycnogenol y enfermedades cardiovasculares

A pesar de todos la medicación para bajar el colesterol y los últimos avances en intervenciones quirúrgicas, la arteriosclerosis, las enfermedades coronarias, los ataques cardiacos, la insuficiencia cardiaca, el infarto y las enfermedades vasculares periféricas siguen siendo una de las causas principales de muerte y de incapacidad.2,3

El Pycnogenol, conocido por sus poderosos efectos antioxidantes, ha demostrado resultados notables en la lucha contra las enfermedades cardiovasculares.

Por ejemplo, en un estudio reciente pacientes con enfermedad coronaria estable (personas con dolor de pecho, angina o que sufrieron ataques cardiacos) mejoraron en un 32% la función del endotelio tras 8 semanas de suplementación con Pycnogenol. No se observó ninguna mejoría en los pacientes que recibieron placebo. Por otro lado, los niveles de isoprostano, un índice del estrés oxidativo se redujeron en un 8.5% en el grupo que tomó el suplemento, mientras que los niveles permanecieron estables en el grupo placebo.

Otra prueba de la capacidad del Pycnogenol de prevenir la progresión de las enfermedades cardiovasculares proviene de un estudio realizado en 2014 en un grupo de personas con arteriosclerosis femoral (piernas) o de las arterias carótidas (cuello).5 Aunque los pacientes no habían desarrollado todavía síntomas en todos se detectaron placas arterioscleróticas en los vasos sanguíneos visibles en ultrasonidos. Los pacientes se dividieron en varios grupos que incluían una dosis baja de Pycnogenol (50 mg/día), una dosis alta de Pycnogenol (100 mg/día), aspirina, o una combinación de Pycnogenol ( 100 mg/día) y aspirina.

En el grupo que no recibió Pycnogenol o sólo 50 mg/día, los ultrasonidos mostraron más placas y más grandes. En todos los grupos que tomaron 100 mg/día de Pycnogenol, el avance de las placas se paró completamente. El porcentaje de placas que evolucionaron al peligroso e irreversible estadio denominado "fibroateroma" fue menos del 6% en personas que estaban tomando 100 mg/día de Pycnogenol, pero aumentó al 16.6% en los que estaban tomando sólo aspirina y se elevó a 21.3% el grupo de control que no tomaba ni aspirina ni Pycnogenol.5

Otro estudio en humanos encontró efectos similares en un grupo de pacientes con insuficiencia cardiaca (clase II o III que ocurre normalmente después de un ataque cardiaco o de toda una vida con la tensión alta). Los investigadores trataron a dichos pacientes con placebo o con Pycnogenol más coenzima Q10.6 Después de 12 semanas:

El 28% de los pacientes que suplementaron con Pycnogenol/CoQ10 mejoraron al menos una clase en la clasificación comparado con el 14% del grupo placebo. La mejora de una clase implica una mejora considerable de la calidad de vida.

La presión arterial sistólica y diastólica decreció de forma significativa en el grupo que tomó suplementos en comparación con el grupo de control.

La cantidad de sangre bombeada en cada latido del corazón aumentó en un 22,4% en el grupo que tomó suplementos, mientras que sólo se incrementó en un 4% en el grupo de control.

Los pacientes que tomaron suplementos incrementaron más de 3 veces la distancia andada en un treadmill comparado con prácticamente nada en el grupo de control.

La hinchazón de las piernas, un importante síntoma que denota fallo cardiaco disminuyó de forma considerable en el grupo de control, pero solo ligeramente en el grupo placebo.6

3 formas en las que el Pycnogenol protege el corazón

Estudios de laboratorio han demostrado al menos 3 formas en las que el Pycnogenol produce mejoras tan significativas en la salud del corazón:

Segmentos de las arterias principales se dilatan cuando absorben Pycnogenol en parte debido a la estimulación del ENOS, el sistema enzimático que produce el óxido nítrico, que sirve de señal de dilatación a las arterias.12,13
Por otro lado, no sólo produce dilatación inmediata de las arterias sino que también reduce el contenido de colágeno en las paredes de las arterias, una proteína que produce endurecimiento de las arterias, tensión alta y daño en el endotelio.13

El Pycnogenol minimiza los cambios inflamatorios que ocurren en respuesta al estrés oxidativo de los vasos sanguíneos. Estudios muestran una brusca reducción de la activación de la NF-kappaB, responsable de la respuesta inflamatoria y de la liberación de las inflamatorias citoquinas.14,15

El Pycnogenol inhibe la expresión de moléculas de adhesión que vuelven las paredes arteriales "pegajosas" provocando que plaquetas y glóbulos blancos se aglutinen a lo largo de las paredes al inicio de la formación de la placa arterial.14

El Pycnogenol protege del daño oxidativo

El estrés oxidativo acelera el envejecimiento y trae consigo la mayoría de las patologías crónicas y agudas.
El Pycnogenol, un compuesto estandarizado del pino francés marítimo es rico en el flavonoide procyanidin y contiene algunos de los antioxidantes más potentes que se conocen.
Se usó originalmente en pacientes con insuficiencia crónica venosas (venas que no bombean suficiente sangre al corazón)
Estudios muestran que el Pycnogenol puede proteger el corazón y los vasos sanguíneos contra la oxidación que provoca ataques cardiacos, infartos y otros problemas cardiovasculares.

El Pycnogenol también resulta útil en el tratamiento de la diabetes y para proteger las células cerebrales de trastornos neurodegenerativos.
El Pycnogenol combate el envejecimiento de la piel, daños traumáticos cerebrales, el dolor e incluso el tinitus persistente.

pycnogenol y síndrome metabólico La batalla contra el síndrome metabólico

Como resultado de un consumo excesivo de calorías y del sedentarismo típico de la sociedad moderna miles de personas sufren del síndrome metabólico caracterizado por obesidad abdominal, hipertensión, bajo colesterol HDL (el colesterol bueno), triglicéridos elevados y resistencia a la insulina. El síndrome metabólico incrementa el riesgo de enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes entre otras patologías relacionadas con la edad.16,17

Porque signos y síntomas del síndrome metabólico se relacionan frecuentemente con el estrés oxidativo y una subsecuente inflamación18,19 Es natural que los investigadores en el campo estuvieran interesados en los potentes flavonoides antioxidantes del Pycnogenol. Dos excelentes estudios humanos cuentan la mayoría de la historia. Un grupo de 64 adultos con los 5 componentes del síndrome metabólico recibieron 150 mg of Pycnogenol al día durante 6 meses, en comparación con un grupo de control de 66 personas que no tomó suplementos. 20

Al final del estudio los pacientes que tomaron Pycnogenol redujeron los triglicéridos y la presión arterial y elevaron el colesterol bueno HDL en comparación con el grupo de control. Además la glucosa en ayunas disminuyó significativamente en un 14.4%, el contorno de la cintura descendió en 8 centímetros de media y los radicales de plasma libre cayeron en un 36,4% en el grupo que del Pycnogenol.

El segundo estudio importante implicó pacientes con el síndrome metabólico que mostraban signos tempranos de daño en los riñones (proteína en orina) debido a hipertensión.21 Todos los pacientes fueron tratados con ramipril (Altace) una medicación usada en el tratamiento de la hipertensión. Después de 6 meses el grupo del Pycnogenol experimentó numerosas mejoras en comparación con el grupo de control que tomó únicamente la medicación:

La proteína en la orina descendió un 52.7% en las personas que tomaron Pycnogenol en comparación con un 22.4% en el grupo que tomó solo medicación.

El flujo en los riñones (una medida de daño en los riñones) en el grupo del Pycnogenol mejoró en un 139% comparado con menos del 100% del grupo que tomó únicamente Ramipril (medido por el flujo diastólico).

La proteína C-reactiva (una importante medida de inflamación) disminuyó en un 25.3% en el grupo del Pycnogenol, pero disminuyó sólo ligeramente en el grupo que tomó únicamente medicación.

El índice de masa muscular (IMC) disminuyó en las personas que tomaron Pycnogenol (5.7%), mientras que el grupo que tomó sólo medicación no mostró ningún cambio significativo después del tratamiento.

Estos dos estudios muestran de forma convincente que el Pycnogenol es capaz de remediar los 5 factores clásicos de riesgo para el síndrome metabólico y demostraron el impacto subyacente en el estrés oxidativo y la inflamación.

4 pasos en la creación de la peligrosa placa arterial

- El estrés oxidativo lleva a la oxidación de las partículas LDL que se han acumulado dentro de la capa interior de las paredes de las arterias (endotelio).
- El LDL oxidado y las células dañadas del endotelio desencadenan una respuesta inflamatorio en la que participan las células del sistema inmune (monocitos/ macrófagos)
- Los macrófagos ingieren el colesterol LDL oxidado y lo transforman en células que se acumulan dentro del endotelio para formar la placa.
- Las células musculares de las arterias proliferan y segregan elementos fibrosos que forman una cubierta que cubre la placa.

El resultado es un endurecimiento de las arterias que dificulta el riego sanguíneo a tejidos vulnerables en el cuerpo, causa potencial de ataques cardiacos, infartos y otros síntomas relacionados con la enfermedad cardiovascular.
El Pycnogenol actúa disminuyendo o parando múltiples estadios en el efecto dominó que conlleva a la enfermedad cardiovascular con resultados clínicos espectaculares.4-6

Diabetes

No es sorprendente que resultados similares se observen ahora en estudios de laboratorio en humanos de diabetes, uno de los desafortunados efectos potenciales del síndrome metabólico.

En un estudio de pacientes con diabetes tipo II se les administró o placebo o 100 mg de Pycnogenol durante 12 semanas mientras continuaban con el tratamiento estándar antidiabético.22 Los niveles de glucosa en plasma cayeron de forma significativa en el grupo del Pycnogenol comparado con el placebo. El grupo del Pycnogenol también experimentó niveles más bajos de hemoglobina A1c (una medida de control de glucosa a largo plazo) durante el primer mes. También relevante la reducción del grupo del Pycnogenol de la endotelina-1, una proteína que promueve la contracción de los vasos sanguíneos, y por tanto, elevada presión sanguínea.

En un segundo estudio en humanos con diabetes e incipiente microangiopatía (pequeños vasos sanguíneos que preceden el desarrollo de úlceras de la piel, así como complicaciones en riñones y ojos) los pacientes tomaron su medicación habitual o 50mg de Pycnogenol 3 veces al día durante 4 semanas.23 Después de ese tiempo, no se apreciaron cambios significativos en el grupo de control, pero en el grupo que suplementó hubo un decremento significativo en la perfusión de sangre (la cantidad de sangre que llega a un tejido)23 , lo que implica un riesgo menor de desarrollar la clase de úlceras diabéticas que pueden llevar a la amputación.23

Los diabéticos sufren de daño microvascular a los nervios, lo que puede producir la dolorosa y peligrosa neuropatía diabética. Los estudios de laboratorio muestran que una reducción en el azúcar en sangre de animales a los que se ha administrado Pycnogenol se acompañan de mejoras en la deteriorada velocidad de conducción nerviosa que se ha visto en la neuropatía diabética.2 El Pycnogenol puede contrarrestar el excesivo estrés oxidativo producido por la diabetes, que es responsable del envejecimiento precoz que caracteriza esta enfermedad. Numerosos estudios animals han demostrado que el Pycnogenol restaura los niveles elevados de oxidación en tejidos y órganos de animales diabéticos, a la vez que se restauran niveles normales de los sistemas antioxidantes intracelulares.25-27 Lo que conduce a una reducción en moléculas inflamatorias, incluyendo el tromboxano, una proteína que provoca que las plaquetas se aglutinen con el potencial de que se forme un coágulo.28

Finalmente, el Pycnogenol inhibe la alfa-glucosidasa, una enzima intestinal clave en la ruptura del almidón en azúcaress.29 Bloquear la afa-glucosidasa es una forma efectiva de ralentizar la absorción de glucosa en el torrente sanguíneo.30

Otros beneficios del Pycnogenol

Múltiples procianidinas en el Pycnogenol poseen una gran capacidad antioxidante que ayuda en numerosos padecimientos:

. Piel saludable. Estudios en animales revelan que cuando se aplica el Pycnogenol tópicamente puede proteger la piel de inflamación y evitar la supresión de la respuesta inmunológica y el riesgo de cáncer provocado por la radiación ultravioleta.36 Un estudio reciente en humanos reveló que la suplementación oral con Pycnogenol mejoraba la hidratación en la piel y la elasticidad en mujeres post menopaúsicas, sobre todo en las que tenían piel seca.37

. Dolor: los suplementos de Pycnogenol evitan calambres, dolor muscular tanto en reposo como durante y después del ejercicio en atletas, en pacientes con problemas venosos y en diabéticos con microanginopatía.38 Además mujeres con endometriosis disminuyeron el dolor cuando se tomaron Pycnogenol más un anticonceptivo oral en comparación con tomar únicamente el anticonceptivo.39

. Trauma cerebral: este tipo de lesión es cada vez más común no sólo en jóvenes activos y personal militar, sino también en ancianos que sufren caídas. El daño cerebral que sucede tras el trauma provoca un daño masivo por oxidación cuando la sangre inunda la zona afectada. Estudios animales muestran que el Pycnogenol, incluso cuando se administra 4 horas después de la lesión, reduce de forma significativa el estrés oxidativo y el daño a las proteínas en las delicadas sinapsis donde las células se comunican unas con otras. Paralelamente se consigue una reducción significativa de los marcadores inflamatorios en áreas del cerebro vitales para la memoria y la percepción.40,41

. Tinnitus: es una enfermedad angustiante que resulta enloquecedora con el ruido constante en uno o ambos oídos, sin que exista ningún sonido ambiental. Las causas de esta patología son numerosas, incluyendo pobre riego cerebral y alto estrés oxidativo,42 pero todavía no se ha descubierto ninguna cura efectiva. Riesgos del tinnitus es la exposición a ruidos altos, obesidad, alcohol, contusiones previas en la cabeza, historia de artritis e hipertensión.43 En un estudio de 82 pacientes con tinnitus de medio a moderado que tenían flujo sanguíneo reducido en la coclea (la parte del oído sensible a los ruidos) Pycnogenol entre 100 y 150 mg/día mejoraron la velocidad del flujo sanguíneo en la coclea consiguiendo un alivio significativo de los síntomas en una media de 34 días.44

El Pycnogenol ofrece neuroprotección

Aunque todavía no se han realizado experimentos en humanos se están realizando estudios en laboratorios de todo el mundo sobre el potencial del Pycnogenol en el tratamiento de algunos de las enfermedades más devastadoras de la vejez como el Alzheimer y el Parkinson, dado que el Pycnogenol puede interceptar el daño oxidativo constante que conduce a estas patologías.

Estudios en animales revelan drásticas bajadas de los marcadores de oxidación y de inflamación en las enfermedades de Alzheimer y Parkinson, así como en diabetes, que es la principal causa de neurodegeneración.31-33 El Pycnogenol protege las células cerebrales de muerte prematura y mitiga el declive cognitivo que sufren los animales con Alzheimer's.31,33,34

El Pycnogenol también impulsa los sistemas antioxidantes naturales de las células cerebrales, ayudándolas a resistir los daños constantes.35



El Pynogenol efectivo para mejorar las varices y arañas vasculares después del embarazo.


 
El Pycnogenol te ayuda a lucir un rostro sin arrugas
pycnogenol para rejuvenecer tu piel El Pycnogenol, un antioxidante extraordinario extraído de la corteza del pino marítimo francés, tiene 50 veces la capacidad antioxidante de la vitamina E y es 20 veces más efectivo que la vitamina C en neutralizar los radicales libres que dañan la piel. Por tanto, este poderoso antioxidante ayuda a luchar contra el envejecimiento y reduce los signos visibles del envejecimiento como las líneas de expresión y las arrugas.
El Pycnogenol también contribuye a estabilizar el sistema capilar y a incrementar la resistencia de la piel a la irritación, siendo ideal para las personas con piel sensible, enrojecida o fácilmente irritable, así como para los que sufren de rosacea u otras patologías de la piel de origen inflamatorio.
Adicionalmente, el pycnogenol mejora la circulación de la sangre, lo que ayuda a reducir la hinchazón de la cara.
Un estudio reciente reveló que la suplementación oral con Pycnogenol mejoraba la hidratación de la piel y la elasticidad en mujeres postmenopaúsicas, sobre todo en las que tenían piel seca. 1
1. Marini A, Grether-Beck S, Jaenicke T, et al. Pycnogenol(R) effects on skin elasticity and hydration coincide with increased gene expressions of collagen type I and hyaluronic acid synthase in women. Skin Pharmacol Physiol. 2012;25(2):86-92.

 


Desintoxicación de mercurio con Pycnogenol por el Dr. Mercola.
El Dr Mercola menciona las propiedades del Extracto de corteza de pino (pycnogenol) para eliminar mercurio.
El Pycnogenol es uno de los antioxidantes polifenólicos con mayor potencia, y se ha descubierto que prolonga la actividad de la vitamina C en el cuerpo. Resulta beneficioso como complemento de las vitaminas C, E y el ácido lipoico.


pycnogenol Pycnogenol® de la marca Life Extension, 60 cápsulas de 100mg:

Ingredientes: 100mg Pycnogenol® (extracto seco de la corteza del pino marítimo francés estandarizado a 65% procianidinas), 4mg Vitamina C (ascorbyl palmitato), harina de arroz, cápsula vegetal de celulosa y sílice.

Apto para vegetarianos y veganos.

Producto testado con el sincrómetro según los criterios de pureza de la Dra. Hulda Clark: libre de radioactividad, metales pesados y tóxicos.
Precio:          comprar

Posología:
1 cápsula al día con o sin comida.

Más información sobre el Pycnogenol AQUÍ

Fuentes:

1. Packer L, Rimbach G, Virgili F. Antioxidant activity and biologic properties of a procyanidin-rich extract from pine (Pinus maritima) bark, Pycnogenol. Free Radic Biol Med. 1999 Sep;27(5-6):704-24.
2. Masoudi FA, Ponirakis A, et al. Cardiovascular care facts: a report from the national cardiovascular data registry: 2011. J Am Coll Cardiol. 2013 Nov 19;62(21):1931-47.
3. Su JJ, Park SK, Hsieh TM. The effect of testosterone on cardiovascular disease: a critical review of the literature. Am J Mens Health. 2014 Feb 20.
4. Enseleit F, Sudano I, Periat D, et al. Effects of Pycnogenol on endothelial function in patients with stable coronary artery disease: a double-blind, randomized, placebo-controlled, cross-over study. Eur Heart J. 2012 Jul;33(13):1589-97.
5. Belcaro G, Dugall M, Hosoi M, et al. Pycnogenol(R) and Centella Asiatica for asymptomatic atherosclerosis progression. Int Angiol. 2014 Feb;33(1):20-6.
6. Belcaro G, Cesarone MR, Dugall M, et al. Investigation of Pycnogenol in combination with coenzymeQ10 in heart failure patients (NYHA II/III). Panminerva Med. 2010 Jun;52(2 Suppl 1):21-5.
7. Tedgui A, Mallat Z. Atherosclerotic plaque formation. Rev Prat. 1999 Dec 1;49(19):2081-6.
8. Stocker R, Keaney JF Jr. Role of oxidative modifications in atherosclerosis. Physiol Rev. 2004 Oct;84(4):1381-478.
9. Chi Z, Melendez AJ. Role of cell adhesion molecules and immune-cell migration in the initiation, onset and development of atherosclerosis. Cell Adh Migr. 2007 Oct-Dec;1(4):171-5.
10. Hunt BJ. The endothelium in atherogenesis. Lupus. 2000;9(3):189-93.
11. Crowther MA. Pathogenesis of atherosclerosis. Hematology Am Soc Hematol Educ Program. 2005:436-41.
12. Fitzpatrick DF, Bing B, Rohdewald P. Endothelium-dependent vascular effects of Pycnogenol. J Cardiovasc Pharmacol. 1998 Oct;32(4):509-15.
13. Rezzani R, Porteri E, De Ciuceis C, et al. Effects of melatonin and Pycnogenol on small artery structure and function in spontaneously hypertensive rats. Hypertension. 2010 Jun;55(6):1373-80.
14. Peng Q, Wei Z, Lau BH. Pycnogenol inhibits tumor necrosis factor-alpha-induced nuclear factor kappa B activation and adhesion molecule expression in human vascular endothelial cells. Cell Mol Life Sci. 2000 May;57(5):834-41.
15. Available at: http://nar.oxfordjournals.org/content/33/16/5308.full. Accessed March 20, 2014.
16. Samson SL, Garber AJ. Metabolic Syndrome. Endocrinol Metab Clin North Am. 2014 Mar;43(1):1-23.
17. Extermann M. Metabolic syndrome, aging, and cancer. Crit Rev Oncog. 2013;18(6):515-29.
18. Holvoet P. Relations between metabolic syndrome, oxidative stress and inflammation and cardiovascular disease. Verh K Acad Geneeskd Belg. 2008;70(3):193-219.
19. Available at: http://www.jci.org/articles/view/21625. Accessed March 20, 2014.
20. Belcaro G, Cornelli U, Luzzi R, et al. Pycnogenol(R) supplementation improves health risk factors in subjects with metabolic syndrome. Phytother Res. 2013 Oct;27(10):1572-8.
21. Stuard S, Belcaro G, Cesarone MR, et al. Kidney function in metabolic syndrome may be improved with Pycnogenol(R). Panminerva Med. 2010 Jun;52(2 Suppl 1):27-32.
22. Liu X, Wei J, Tan F, Zhou S, Wurthwein G, Rohdewald P. Antidiabetic effect of Pycnogenol French maritime pine bark extract in patients with diabetes type II. Life Sci. 2004 Oct 8;75(21):2505-13.
23. Cesarone MR, Belcaro G, Rohdewald P, et al. Improvement of diabetic
microangiopathy with pycnogenol: A prospective, controlled study. Angiology. 2006 Aug-Sep;57(4):431-6.
24. Jankyova S, Kucera P, Goldenberg Z, et al. Pycnogenol efficiency on glycaemia, motor nerve conduction velocity and markers of oxidative stress in mild type diabetes in rats. Phytother Res. 2009 Aug;23(8):1169-74.
25. Kolacek M, Muchova J, Vrankova S, et al. Effect of natural polyphenols, pycnogenol(R) on superoxide dismutase and nitric oxide synthase in diabetic rats. Prague Med Rep. 2010;111(4):279-88.
26. Maritim A, Dene BA, Sanders RA, Watkins JB, 3rd. Effects of pycnogenol treatment on oxidative stress in streptozotocin-induced diabetic rats. J Biochem Mol Toxicol. 2003;17(3):193-9.
27. Parveen K, Khan MR, Mujeeb M, Siddiqui WA. Protective effects of Pycnogenol on hyperglycemia-induced oxidative damage in the liver of type 2 diabetic rats. Chem Biol Interact. 2010 Jul 30;186(2):219-27.
28. Nocun M, Ulicna O, Muchova J, Durackova Z, Watala C. French maritime pine bark extract Pycnogenol reduces thromboxane generation in blood from diabetic male rats. Biomed Pharmacother. 2008 Mar;62(3):168-72.
29. Schafer A, Hogger P. Oligomeric procyanidins of French maritime pine bark extract (Pycnogenol) effectively inhibit alpha-glucosidase. Diabetes Res Clin Pract. 2007 Jul;77(1):41-6.
30. Jo SH , Ha KS, Moon KS, et al. Molecular weight dependent glucose lowering effect of low molecular weight chitosan oligosaccharide (GO2KA1) on postprandial blood glucose level in SD rats model. Int J Mol Sci. 2013 Jul 9;14(7):14214-24. doi: 10.3390/ijms140714214.
31. Ishrat T, Parveen K, Hoda MN, et al. Effects of Pycnogenol and vitamin E on cognitive deficits and oxidative damage induced by intracerebroventricular streptozotocin in rats. Behav Pharmacol. 2009 Oct;20(7):567-75.
32. Liu F, Lau BH, Peng Q, Shah V. Pycnogenol protects vascular endothelial cells from beta-amyloid-induced injury. Biol Pharm Bull. 2000 Jun;23(6):735-7.
33. Khan MM, Kempuraj D, Thangavel R, Zaheer A. Protection of MPTP-induced neuroinflammation and neurodegeneration by Pycnogenol. Neurochem Int. 2013 Mar;62(4):379-88.
34. Peng QL, Buz'Zard AR, Lau BH. Pycnogenol protects neurons from amyloid-beta peptide-induced apoptosis. Brain Res Mol Brain Res. 2002 Jul 15;104(1):55-65.
35. Ansari MA, Keller JN, Scheff SW. Protective effect of Pycnogenol in human neuroblastoma SH-SY5Y cells following acrolein-induced cytotoxicity. Free Radic Biol Med. 2008 Dec 1;45(11):1510-9.
36. Sime, Reeve VE. Protection from inflammation, immunosuppression and carcinogenesis induced by UV radiation in mice by topical Pycnogenol. Photochem Photobiol. 2004 Feb;79(2):193-8.
37. Marini A, Grether-Beck S, Jaenicke T, et al. Pycnogenol(R) effects on skin elasticity and hydration coincide with increased gene expressions of collagen type I and hyaluronic acid synthase in women. Skin Pharmacol Physiol. 2012;25(2):86-92.
38. Vinciguerra G, Belcaro G, Cesarone MR, et al. Cramps and muscular pain: prevention with pycnogenol in normal subjects, venous patients, athletes, claudicants and in diabetic microangiopathy. Angiology. 2006 May-Jun;57(3):331-9.
39. Maia H, Jr., Haddad C, Casoy J. Combining oral contraceptives with a natural nuclear factor-kappa B inhibitor for the treatment of endometriosis-related pain. Int J Womens Health. 2013;6:35-9.
40. Scheff SW, Ansari MA, Roberts KN. Neuroprotective effect of Pycnogenol(R) following traumatic brain injury. Exp Neurol. 2013 Jan;239:183-91.
41. Ansari MA, Roberts KN, Scheff SW. Dose- and time-dependent neuroprotective effects of Pycnogenol following traumatic brain injury. J Neurotrauma. 2013 Sep 1;30(17):1542-9.
42. Neri S, Signorelli S, Pulvirenti D, et al. Oxidative stress, nitric oxide, endothelial dysfunction and tinnitus. Free Radic Res. 2006 Jun;40(6):615-8.
43. Baguley D1, McFerran D, Hall D. Tinnitus. Lancet. 2013 Nov 9;382(9904):1600-7
44. MG, Belcaro G, Cesarone MR, et al. Improvement in cochlear flow with Pycnogenol(R) in patients with tinnitus: a pilot evaluation. Panminerva Med. 2010 Jun;52(2 Suppl 1):63-7.


                SubirSubir                      Enviar a un amigo                         Imprimir   Imprimir