El Shilajit mejora la eficiencia de la Coenzima Q10

mitocondrias antiaging
Por Jonathan Stoddard

Traducción de Mónica Gómez Santos

La coenzima Q10 contribuye a generar la energía celular en las mitocondrias 1-3.
A medida que envejecemos la producción de CoQ10 disminuye y nos enfrentamos con una "crisis energética".
La deficiencia de CoQ10 en las células produce envejecimiento acelerado 1,4. Según estudios realizados la CoQ10 puede protegernos de numerosas enfermedades degenerativas.5-9
Desde que se descubrió la Coenzima Q10 en 1957 los científicos han intentado encontrar maneras para que su funcionamiento en el cuerpo sea más eficiente.
Un avance importante fue cuando Life Extension introdujo el Ubiquinol, la forma reducida de Coenzima Q10 en el 2006. Comparada con la versión anterior, el ubiquinol se absorbe mejor en el torrente sanguíneo y disminuye el envejecimiento en estudios realizados en animales.
Y por si esto no fuera suficiente los investigadores han mostrado que el Shilajit, una biomasa rica en nutrientes, incrementa la eficacia de la coenzima Q10. 10
El Shilajit, procedente del Himalaya, es una sustancia muy valorada por su capacidad para aportar energía y nutrición al cuerpo.11
Los científicos han descubierto que combinar CoQ10 y Shilajit mejora la función de las mitocondrias y la habilidad de convertir el alimento en energía, lo que incrementa la energía disponible en los tejidos.10,12
La combinación de CoQ10 y Shilajit eleva los niveles de la fuente primaria de energía del cuerpo: el llamado ATP (adenosín trifosfato).10,12
El Shilajit junto a la CoQ10 optimiza el funcionamiento de las mitocondrias, un factor vital para prevenir el envejecimiento y la enfermedad a nivel celular.

Antiguo remedio que resuelve la moderna crisis energética
Durante siglos los médicos del Ayurveda (uno de los sistemas holísticos de salud más antiguos del mundo) han confiado en una curiosa sustancia denominada Shilajit para prevenir o tratar multitud de problemas de salud.13-16
Preservado en las rocas del Himalaya, el Shilajit es un compuesto orgánico rico que se forma en la capa de la corteza terrestre denominada rizosfera, el estrecho estrato donde las raíces y los microorganismos interactúan con el corazón rocoso del planeta.13
En la medicina tradicional el Shilajit es valorado por su habilidad para restaurar la energía, incrementar la fertilidad, fortalecer el sistema inmune y salvaguardar la memoria contra los efectos del envejecimiento.10,12
Recientemente la medicina moderna ha probado que este raro tónico herbal resulta beneficioso en el tratamiento de la diabetes, el Alzheimer y el Parkinson, además de reducir la inflamación, mejorar la memoria y proteger contra el declive cognitivo entre otros muchos beneficios.10,12,13,17,18
A medida que las investigaciones sobre el Shilajit avanzaron se determinó que se trata de un adaptógeno,13,14. Es decir, una sustancia que ayuda al cuerpo a adaptarse a estresores tanto internos como externos. En otras palabras, el Shilajit es un arma natural para luchar contra el estrés y la fatiga, que no solo ayuda a sentirse revitalizado sino que puede rejuvenecer células exhaustas, lo que resulta beneficioso para todo el cuerpo.

¿Cómo funciona?
Es simple. El Shilajit restaura la energía celular incrementando la producción de la primera fuente de energía del cuerpo: fosfato de adenosín, o simplemente ATP.12
El ATP es la única forma de energía que el cuerpo es capaz de usar, y que se genera cuando los organelos llamados mitocondrias, que se encuentran dentro de las células, convierten la comida en energía. A medida que la gente envejece este proceso de conversión se vuelve lento y torpe, lo que resulta en una deficiencia energética a nivel general de todo el organismo.

Mitocondrias y Envejecimiento
Sería imposible exagerar la importancia del papel que juegan las mitocodrias en la salud y la longevidad. Las mitocondrias son los generadores celulares responsables de producir la fuente primaria de energía del cuerpo, denominada Adenosina Trifosfato (ATP). El ATP proporciona al menos el 95% de la energía celular que utilizan todas las funciones vitales como las contracciones musculares o la producción hormonal.
Desafortunadamente el funcionamiento de las mitocondrias es menos eficiente a medida que envejecemos, lo que produce un efecto onda que repercute negativamente en la salud en todo el cuerpo. Menos energía disponible supone que el funcionamiento de órganos y tejidos es menos eficiente, lo que hace la disfunción de las mitocondrias especialmente dañina para el corazón y el cerebro, dado que son los que tienen mayores requerimientos de energía del cuerpo.19
No debería sorprendernos que la disfunción de las mitocondrias se relacione con numerosas enfermedades degenerativas, desde diabetes a fallo cardiaco.20,21
La gran cantidad de energía que producen las mitocondrias las hace muy vulnerables al daño oxidativo.22-26
Por último, los efectos causados por la disfunción de las mitocondrias aceleran el envejecimiento y la muerte. La evidencia científica en este punto es tan fuerte que cada vez más biólogos creen que el número y la funcionalidad de las mitocondrias puede determinar de forma específica la longevidad de un individuo.37-39
Las buenas noticias es que no sólo es posible retrasar el proceso de envejecimiento celular sino dar marcha atrás al mismo. Y la clave reside en un nutriente con el cual ya estás familiarizado: la coenzima Q10.

CoQ10 y Mitocondrias
La capacidad de la coenzima Q10 para prevenir el daño celular es bien conocida, así como sus notables efectos en la lucha contra las enfermedades cardiacas y los desórdenes neurológicos. Lo que quizás no sepas es que la coenzima Q10 es absolutamente esencial para el funcionamiento normal de las mitocondrias (es decir, la producción y la transferencia de energía).1-3
Estudios realizados han encontrado que la deficiencia de Coenzima Q10 en las células produce estrés oxidativo en las mitocondrias y envejecimiento acelerado.1,4 Suplementar con la forma adecuada de CoQ10 disminuye el envejecimiento en experimentos con animales y extiende la esperanza de vida.5,6
Según un estudio en las ratas que tomaban CoQ10 se incrementó la esperanza de vida en un 11,7%.40 En términos humanos, si nos basamos en una experanza de vida de 78,8 años, dicho porcentaje se traduciría en más de 8 años de incremento en la esperanza de vida.41
El aumento de la energía disponible gracias a la CoQ10 es especialmente beneficioso para el corazón. Los investigaciones realizados concluyen que suplementar con CoQ10 mejora la función sistólica cardiaca y la fracción de eyección.42,43 Otro estudio mostró que cuando se combinaba con Selenio, ¡la coenzima Q10 reducía en más de la mitad la tasa de mortalidad!44 Los datos son tan contundentes que uno de los autores del estudio proclamó que la CoQ10 supone "un avance científico radical en el tratamiento del fallo cardiaco crónico."45
La coenzima Q10 protege las mitocondrias del deterioro y la muerte que se producen con la edad de dos maneras diferentes. La primera es por su papel esencial en la cadena de transporte de electrones que facilita el transporte eficiente de electrones en el ATP.46
La segunda es su capacidad para eliminar radicales libres que neutralizan su acción letal y reducen de forma dramática el daño por oxidación.46
De lo que se deduce que la Coenzima Q10 es una forma muy eficaz de ralentizar, o incluso revertir, el proceso natural de envejecimiento al restaurar los niveles de protección de las mitocondrias contra los radicales libres que se tienen en la juventud.47,48
El problema es que la CoQ10 puede agotarse rápidamente en el cuerpo porque dona sus electrones para neutralizar la avalancha de radicales libres. Por lo que resulta crítico asegurarse de que nunca nos falte la CoQ10. Y es por esta razón que el Shilajit ha suscitado tanto enstusiasmo. Aunque prácticamente desconocido en la medicina moderna, este adaptógeno ancestral del Ayurveda es capaz de estabilizar, revitalizar y preservar la CoQ10 en su forma activa (ubiquinol) aumentando los niveles que son críticos para proteger las mitocondrias del envejecimiento.10,14,17,49
Cuando se usa junto a la CoQ10, la combinación produce beneficios más allá de los que ofrece cada nutriente por separado. Esta sinergia aumenta los niveles de energía, protege las mitocondrias y reduce el envejecimiento a nivel celular.

Declive producido por la edad en los niveles de Coenzima Q10 en diferentes tejidos

Tejido afectado% decremento en CoQ10
Pared muscular del corazón72%    70
Páncreas69%    71
Epidermis (piel)75%    72
Riñón35%    71
Hígado17%    71
Corazón57%    71
Glándulas suprarrenales47%    71


Poderoso duo que produce resultados sensacionales
Un equipo de investigadores publicaron un convincente estudio que mostraba como el Shilajit más la CoQ10 preservaba la generación de energía en el cuerpo.10
Los investigadores sometiron a ratones a ejercicio físico estenuante durante dos horas cada día durante 7 días. En un test de natación forzada los animales nadaron hasta quedar exhaustos. Se les extrajo sangre antes y después del ejercicio a fin de medir sus niveles de energía. En los animales que no tomaron suplementación el resultado fue el previsible: una reducción de ATP una vez que las mitocondrias alcanzaron su capacidad máxima de producción.
Los animales habían sido divididos en grupos que, o bien no recibieron suplementación, o sólamente la Coenzima Q10 , o sólamente el Shilajit, o una combinación de ambos.10 Después del test de natación forzada los investigadores midieron el contenido de ATP en músculo, cerebro y sangre.
El grupo que no fue suplementado mostró importantes reducciones en la cantidad de ATP de músculo, cerebro y sangre. Como era de esperar, puesto que el ejercicio aumenta la demanda de ATP como fuente de energía, lo que finalmente deja exhaustas a las mitocondrias cuando alcanzar su límite de producción.
Sorprendentemente los 3 grupos suplementados mantuvieron niveles altos de ATP en músculos, cerebro y sangre. De forma individual tanto el Shilajit como la Coenzima Q10 mantuvieron niveles altos de ATP comparado con animales no suplementados. Pero el descubrimiento clave fue que la combinación de estos dos nutrientes tiene un efecto sinérgico que produce una recuperación mayor del ATP que cada nutriente por separado.
De hecho, en el cerebro y en la sangre la combinación de Shilajit y CoQ10 ¡elevó los niveles de ATP casi al mismo que el de los animales que no realizaron ejercicio!
Como beneficio añadido la suplementación con Shilajit evitó caídas significativas en los niveles de CoQ10 de la sangre de los ratones que realizaron ejercicio.
Se concluye que los efectos sinergísticos del Shilajit junto a la CoQ10 ofrecen una opción inigualable de proteger el ADN de las mitocondrias y combatir el envejecimiento.
En un experimento similar se indujo a los ratones con el síndrome de fatiga crónica al someterles a sesiones de natación forzada durante 21 días, para después someterles a una seria de tests de estrés para evaluar su movilidad y sus niveles de ansiedad.50 El Shilajit se administró antes de la inducción de fatiga crónica en algunos de los animales.
Los resultados de este estudio mostraron que los animales no suplementados experimentaron inmobilidad prolongada, ansiedad y su hábito de escalar se redujo. Los animales que tomaron suplementación no mostraron signos del síndrome de fatiga crónica por el estrés oxidativo inducido en las mitocondrias que mostró el otro grupo.
Este estudio es una prueba más de las capacidades del Shilajit de aumentar los niveles de energía y apunta a los excitantes efectos de neuro comportamiento observado en otros estudios.

Por qué resultados tan dramáticos?
La respuesta se encuentra en los componentes del Shilajit que trabajan de forma sinergística con la CoQ10 en forma de ácido fúlvico y otras sustancias húmicas. El ácido fúlvico estimula la transferencia de energía en las mitocondrias que resulta en una extracción más eficiente de energía,51 mientras que las sustancias húmicas aceleran la transferencia de electrones a lo largo de la cadena de transporte de electrones, lo que aumenta su eficiencia.52-55 En última instancia estas acciones dan al Shilajit propiedades similares al combustible de un coche. Pueden hacer que el sistema entero de producción energética funcione de forma más eficiente, con menos productos de deshecho y efectos destructivos, lo que mantiene a las mitocondrias jóvenes y capaces de producir energía más limpia, en mayores cantidades y con menos desgaste. De esta forma el Shilajit contrarresta el envejecimiento provocado por la edad en las mitocondrias.
Las propiedades del Shilajit de incrementar la energía y proteger las mitocondrias se traduce en resultados prometedores en estudios animales en los dos principales consumidores de energía: el cerebro y el corazón.

bomberos con cubo Los bomberos "del cubo" en las células
Las mitocondrias son minúsculos organelos responsables de convertir la energía de los alimentos que ingerimos en energía utilizable. Sin una fuente consistente de esa energía química, las células rápidamente pierden su funcionalidad, los tejidos funcionan pobremente y los órganos comienzan a fallar, todo ello síntomas de envejecimiento acelerado.
Las mitocondrias transforman los alimentos en energía que el cuerpo puede usar, denominada ATP. Es un sistema complejo de varios pasos que ocurre a lo largo de la cadena de transporte de electrones, lo que sirve como una línea de energía a través de la cual la energía química se libera y se transfiere en el ATP.
De forma similar a una central energética antigua las mitocondrias funcionan de forma menos eficiente con el tiempo, lo que les hace trabajar más para producir la energía que el cuerpo necesita para funcionar. Como resultado las mitocondrias se deterioran gradualmente, lo que produce una disminución vital en la producción de ATP y un incremento en la generación de radicales libres. Con el tiempo el continuo asalto de los radicales libres destruye las mitocondrias.
Si no se corrige este ciclo fatal acelera el declive general que acompaña al envejecimiento 66-68 y y contribuye a las enfermedades degenerativas.69
Imagina la cadena energética como una brigada de bomberos con cubo a la antigua, donde cada enzima y cofactor en la cadena donan el electrón que les sobra al siguiente en la línea. Hay tres maneras de hacer la brigada más efectiva: incluir más miembros, acelerar la transferencia de cubos de mano en mano o procurar más agua disponible para llenar los cubos.
La combinación de CoQ10 y Shilajit resulta de ayuda en los 3 frentes, lo que es vital para optimizar el funcionamiento mitocondrial.
La CoQ10 produce más miembros en la cadena energética para mover electrones en la línea de producción del ATP. Los componentes de Shilajit aceleran la transferencia de electrones en la línea energética, haciéndola más eficiente,53 y proporcionando más electrones para la Coenzima Q10 , lo que la preserva en su forma activa.
Las acciones anteriores rejuvenecen las mitocondrias envejecidas, incrementan la producción de ATP y liberan energía para procesos celulares vitales.

El Shilajit y el cerebro envejecido
Una consecuencia devastadora del envejecimiento de los mitocondrias y la pérdida de la producción de ATP es el deterioro de la función del sistema nervioso.
De hecho, la producción insuficiente de energía en las mitocondrias se considera tanto la causa como la consecuencia de la pérdida de memoria y de enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer y el Parkinson.56-58
Una creciente evidencia muestra que el Shilajit tiene el potencial de revertir muchos de estos cambios neurológicos. Numerosos estudios han mostrado que el Shilajit combate el Alzheimer en numerosos frentes. El primero es el neurotransmisor acetilcolina, del que se sabe que los pacientes de Alzheimer presentan deficiencia. La acetilcolina en el cerebro es importante para la memoria y la atención. Se cree que mantener niveles adecuados de acetilcolina podrían prevenir el empeoramiento de los síntomas de Alzheimer. Ahí es donde el Shilajit interviene incrementando los niveles de acetilcolina en el cerebro al reducir los niveles de una enzima que la descompone.59
Otra característica del Alzheimer es la acumulación de la proteína anormal tau (dentro de las células cerebrales) y beta amiloide (fuera de las células), lo que parece provocar una disfunción neuronal y una muerte celular prematura. Inhibir esos depósitos anormales de proteínas es un objetivo prometedor en la terapia de Alzheimer, aunque no ha formulado todavía ninguna medicación que reduzca dichos conglomerados proteicos.60,61
Pero el Shilajit ha tenido éxito donde otras medicaciones han fallado. Estudios de laboratorio han demostrado que una de las principales sustancias en Shilajit (el ácido fúlvico) inhibe la acumulación de las peligrosas proteínas tau. Incluso va un paso más allá. En un excitante descubrimiento se encontró que ¡el Shilajit desenredaba de forma significativa los filamentos de estas nefarias proteínas, dando marcha atrás a la progresión del Alzhiemer! 60,61
Por otro lado, el Shilajit resulta beneficioso en el Parkinson al incrementar los niveles de los neurotransmisores esenciales (moléculas señalizadoras del cerebro) como dopamina, cuyos niveles se encuentran reducidos en enfermos de Parkinson. Además estudios realizados con ratas en laberintos muestran que el Shilajit mejora de forma significativa el rendimiento y reduce los niveles de ansiedad.62

Energía disponible en los ratones que fueron forzados a nadar. 10

GrupoATP en músculo (µmol/g) ATP en cerebro(µmol/g)ATP en sangre
Grupo de control1,390,270,69
Nadadores sin suplementar0,250,180,45
Nadadores + Shilajit0,490,210,59
Nadadores + CoQ100,480,20,57
Nadadores + CoQ10 + Shilajit0,610,280,62


Se observa que la energía disponible en forma de ATP en músculos, cerebro y sangre de ratones decrece en el grupo de control y en el de los nadadores a los que no se les administró suplementos, lo que refleja agotamiento de las mitocondrias debido a la excesiva producción de ATP. Sin embargo, los animales suplementados con CoQ10 o Shilajit tienen incrementos moderados de ATP, y los animales suplementados con los dos tienen niveles de ATP más altos que los dos grupos anteriores, lo que refleja la sinergía resultante de combinar ambos nutrientes.

El Shilajit y la función cardiaca.
Los practicantes de Ayurveda, la medicina tradicional India, han usado desde la antigüedad el Shilajit como tratamiento para la hipertensión y para mejorar la función del corazón.63
Estudios recientes han validado los beneficios del Shilajit en el corazón, especialmente en pacientes con tensión alta u otros problemas cardiacos.
El primer estudio evaluó un pequeño organismo denominado Daphnia. Aunque son invertebrados, el Daphnia tiene un corazón que responde de manera similar al de los humanos cuando se le expone a una variedad de medicaciones cardiacas, haciendo de ellos un organismo ideal para la investigación. 63 Cuando se administró a la Daphnia dosis bajas de shilatit su frecuencia cardiaca se redujo de forma significativa, un efecto deseado en pacientes con presión arterial alta u otras condiciones cardiacas estresantes, lo que sugiere que puede resultar de ayuda en humanos con este tipo de patologías.63
Reducciones similares en la frecuencia cardiaca y la presión arterial se observaron en ratones de laboratorio. Un estudio en concreto mostró que el Shilajit tiene importantes efectos que activan el sistema nervioso parasimpático. Es el sistema que se activa para oponerse al reflejo de lucha o huida, que produce un estado de calma caracterizado por baja frecuencia cardiaca y presión arterial. 64
Ratones saludables tratados con Shilajit mostraron reducciones significativas en la presión arterial y el ritmo respiratorio, lo que sugiere un estado benéfico de conservación de la energía.64
Resulta excitante saber que el Shilajit protege de las lesiones del músculo cardiaco durante un ataque cardiaco. Este hecho se demostró en un estudio de ratas que fueron divididas en dos grupos: uno sirvió como grupo de control y el otro recibió suplementación de Shilajit durante 7 días antes del tratamiento con la medicación isoproterenol que daña el músculo cardiaco.65
Tras el tratamiento con isoproterenol los animales que no tomaron shilajit desarrollaron lesiones musculares en varias zonas del corazón y una pérdida de presión generada por las contracciones del corazón. En contraste, las ratas que suplementaron con Shilajit mantuvieron la presión de las contracciones, las zonas de las lesiones fueron más pequeñas y menos severas y mostraron niveles menores de enzimas del músculo del corazón indicativas de daño cardiaco.

Enlace al artículo original

 
ubiquinol Dr Mercola 'Ubiquinol' con PQQ Life Extension 30 cápsulas:

¡ El duo perfecto: Ubiquinol + PQQ !

100 mg Ubiquinol (Kaneka QH® Ubiquinol)

100 mg complejo de Shilajit (PrimaVie® )

10 mg BioPQQ® Pyrroloquinoline quinone disodium salt

Otros Ingredientes: triglicéridos de cadena media, gelatina, glicerina, agua purificada, lecitina de girasol, color annatto, cera de abejas y extracto de romero.

Libre de soja, levadura, gluten, lactosa, conservantes, edulcorantes sintéticos y productos genéticamente modificados

Producto testado con el sincrómetro según los criterios de pureza de la Dra. Hulda Clark: libre de radioactividad, metales pesados y tóxicos.

Más información sobre el PQQ AQUÍ
Precio:          comprar

El shilajit (Ácido Fúlvico) PrimaVie®, según las investigaciones, duplica los niveles de CoQ10 en la mitocondria. Cuando se combina con la CoQ10, los niveles de energía de las células aumentan. El shilajit potencia los efectos beneficiosos de la CoQ10 estabilizándola en su forma más beneficiosa: ubiquinol. Entre otros efectos beneficiosos del shilajit están el contribuir al metabolismo de la mitocondria y su capacidad para transformar grasas y azúcares en energía.

Posología: 1 cápsula al día con comida.

saber más  CoQ10


Referencias:
1. Duberley KE, Abramov AY, Chalasani A, et al. Human neuronal coenzyme Q10 deficiency results in global loss of mitochondrial respiratory chain activity, increased mitochondrial oxidative stress and reversal of ATP synthase activity: implications for pathogenesis and treatment. J Inherit Metab Dis. 2013 Jan;36(1):63-73.
2. Fernández-Ayala DJ, López-Lluch G, García-Valdés M, et al. Specificity of coenzyme Q10 for a balanced function of respiratory chain and endogenous ubiquinone biosynthesis in human cells. Biochim Biophys Acta. 2005;1706:174-83.
3. López-Martín JM, Salviati L, Trevisson E, et al. Missense mutation of the COQ2 gene causes defects of bioenergetics and de novo pyrimidine synthesis. Hum Mol Genet. 2007;16:1091-7.
4. Cordero MD, Cotán D, del-Pozo-Martín Y, et al. Oral coenzyme Q10 supplementation improves clinical symptoms and recovers pathologic alterations in blood mononuclear cells in a fibromyalgia patient. Nutrition. 2012 Nov-Dec;28(11-12):1200-3.
5. Takahashi M, Ogawara M, Shimizu T, Shirasawa T. Restoration of the behavioral rates and lifespan in clk-1 mutant nematodes in response to exogenous coenzyme Q(10). Exp Gerontol. 2012 Mar;47(3):276-9.
6. Ishii N, Senoo-Matsuda N, Miyake K, et al. Coenzyme Q10 can prolong C. elegans lifespan by lowering oxidative stress. Mech Ageing Dev. 2004 Jan;125(1):41-6.
7. Janson M. Orthomolecular medicine: the therapeutic use of dietary supplements for anti-aging. Clin Interv Aging. 2006;1(3):261-5.
8. Ochoa JJ, Quiles JL, Lopez-Frias M, et al. Effect of lifelong coenzyme Q10 supplementation on age-related oxidative stress and mitochondrial function in liver and skeletal muscle of rats fed on a polyunsaturated fatty acid (PUFA)-rich diet. J Gerontol A Biol Sci Med Sci. 2007;62(11):1211-8.
9. Valero T. Mitochondrial biogenesis: pharmacological approaches. Curr Pharm Des. 2014;20(35):5507-9.
10. Bhattacharyya S, Pal D, Gupta AK, et al. Beneficial effect of processed Shilajit on swimming exercise induced impaired energy status of mice. Pharmacologyonline. 2009;1:817-25.
11. Available at: http://lifespa.com/ayurvedic-supplement-facts/Shilajit/. Accessed October 22, 2015.
12. Bhattacharyya S, Pal D, Banerjee D. Shilajit dibenzo-pyrones: mitochondria targeted antioxidants. Pharmacology online. 2009;2:690-8.
13. Agarwal SP, Khanna R, Karmarkar R, et al. Shilajit: a review. Phytother Res. 2007 May;21(5):401-5.
14. Bhattacharya SK, Bhattacharya A, Chakrabarti A. Adaptogenic activity of Siotone, a polyherbal formulation of Ayurvedic rasayanas . Indian J Exp Biol. 2000 Feb;38(2):119-28.
15. Goel RK, Banerjee RS, Acharya SB. Antiulcerogenic and antiinflammatory studies with Shilajit. J Ethnopharmacol. 1990 Apr;29(1):95-103.
16. Park JS, Kim GY, Han K. The spermatogenic and ovogenic effects of chronically administered Shilajit to rats. J Ethnopharmacol. 2006 Oct 11;107(3):349-53.
17. Ghosal S. Shilajit in Perspective. Oxford, U.K.: Narosa Publishing House; 2006.



                SubirSubir                      Enviar a un amigo                         Imprimir   Imprimir