Los refrescos dañan el ADN celular

Conservantes como el benzoato sódico y el benzoato de potasio cuando se combinan con la vitamina C (ácido ascórbico) que se añade a muchos refrescos, se produce benceno, un carcinógeno, al que se relaciona con la leucemia. En un estudio realizado, al menos 5 marcas de refresco contenían excesivos niveles de benceno. La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer clasifica el benceno como carcinógeno.

Investigadores de una universidad británica sugieren que el benzoato sódico, un preservativo común que se añade en muchos refrescos, puede desactivar partes vitales del ADN, lo que eventualmente puede conducir a enfermedades como la Cirrosis del hígado o el Parkinson.

Cuando un profesor británico de biología molecular y biotecnología testó el impacto del benzoato sódico en células vivas de hongos, comprobó que dañaba partes vitales de ADN en la mitocondria celular.

Las mitocondrias actúan dentro de las células de forma similar a las centrales eléctricas. Cualquier lesión que se produzca en las mitocondrias puede desencadenar graves disfunciones celulares asociadas con el envejecimiento y las enfermedades de la tercera edad. El efecto dañino provocado por el benzoato sódico fue lo suficientemente grave como para que las mitocondrias dejaran de funcionar.

El benzoato sódico está presente en las bayas en pequeñas cantidades, pero en los refrescos como Coca-Cola, Pepsi Light, Fanta o Sprite se añade en grandes cantidades para evitar la formación de mohos. También se incorpora en salsas y en vinagretas.



Saber más sobre el Benceno




                SubirSubir                      Enviar a un amigo                         Imprimir   Imprimir