Aire acondicionado centralizado en la vivienda
DrClark


Hemos oído hablar frecuentemente en estos últimos años de los "edificios enfermos". Parece que no sólo los humanos enfermamos, sino también los edificios ultramodernos de oficinas dotados de la última tecnología de vanguardia. En la mayoría ni siquiera es posible abrir la ventana para respirar un poco de aire "puro". Muchos estaréis pensando que el aire que respiramos hoy en día, sobre todo el de las ciudades, poco tiene de puro. Aún así, numerosos estudios demuestran que la concentración de contaminantes en el aire de una vivienda, debido a los gases tóxicos que emiten muebles, productos de limpieza, pintura de las paredes, cortinas, tapicerías, alfombras, cloro del agua, etc, es mucho mayor en proporción a la del aire exterior.
Este problema se ve agravado en los edificios con aire acondicionado centralizado, debido a la recirculación del aire, que extiende todo tipo de gérmenes y hongos propiciando el contagio de enfermedades, según indica el INS, Instituto Nacional de Salud de USA (National Institutes of Health). Otro problema añadido es que los conductos del aire acondicionado no se limpian con la frecuencia que deberían, propiciando el crecimiento de hongos debido a la humedad existente y la acumulación de patógenos.

Según el CDC, Centros para el Control de la Enfermedad (Centers for Disease Control), las personas que sufren de asma, bronquitis u otros problemas respiratorios pueden desarrollar serias infecciones en los pulmones, ahogo, respiración jadeante y otras reacciones severas. Los hongos/ esporas del aire acondicionado centralizado también puede afectar a personas sanas provocando tos, respiración dificultosa y otros síntomas relacionados con el sistema respiratorio.

Hoy en día muchas viviendas, sobre todo de reciente construcción, también tienen instalado aire acondicionado centralizado, lo que está produciendo los mismos problemas de los llamados "edificios enfermos", aunque en menor escala, dado el menor tamaño de las viviendas particulares. En climas cálidos en los que es imprescindible el aire acondicionado, es preferible instalar unidades individuales en cada habitación, lo que además supone un menor gasto energético, y por tanto, un menor impacto medioambiental, dado que no se suelen ocupar todas las habitaciones al mismo tiempo. Otro plus de las unidades individuales es que el filtro se puede limpiar fácilmente en unos segundos con la aspiradora.

La EPA, Agencia de Protección Medioambiental (Environmental Protection Agency) advierte que los niveles de contaminantes en el interior de la vivienda podrían ser superiores al aire exterior contaminado. Dado que pasamos la mayoría del tiempo en el interior de edificios, los factores de riesgo se incrementan en personas con problemas respiratorios y cardiovasculares. Según la EPA las unidades de aire acondicionado centralizado pueden propagar bacterias, virus, hongos y mohos, polen y alérgenos de mascotas.


                SubirSubir                      Enviar a un amigo                         Imprimir   Imprimir