Fruta, una bomba azucarada

¿Eran nuestros ancestros frugívoros?

cavernícola con manzana Aunque hay teorías para todos los gustos, una de las más peregrinas es la que sostiene que el hombre es frugívoro por naturaleza.
Se ha llegado a afirmar que el ser humano fue frugívoro durante millones de años.
No resulta plausible que nuestros ancestros se alimentasen exclusivamente de fruta 🍊 durante todo el año, simplemente porque solo estaba disponible en verano. Y ni que decir tiene que no disponían de invernaderos ni de aviones ✈ que les posibilitaran traer la fruta de otros lugares del planeta como ocurre ahora.

La ingesta de fruta era la señal de que había llegado el verano. El cuerpo entendía que era el momento de almacenar grasa para sobrevivir al invierno cuando el alimento escaseaba. La fructosa, el azúcar de la fruta, se convierte en grasa en el cuerpo, por lo que resulta el combustible ideal para acumular grasa.

Los genes humanos están programados para comportarse como la hormiga de la fábula de la cigarra y la hormiga 🐜 la cual almacenaba diligentemente alimento durante el verano para tener reservas una vez llegado el invierno. 1

El cambio que supone que hayamos pasado de consumir fruta solamente unos meses al año a consumirla a diario, incluso varias veces al día en muchos casos, durante los 365 días del año, contribuye a la diabetes, triglicéridos altos, obesidad y muchas otras patologías que genera el exceso de fructosa.
Aunque la fruta sea una mejor opción que la repostería y los muchos alimentos procesados que contienen azúcar, es muy importante darse cuenta que la fruta de nuestros ancestros no se parece a la nuestra ni por asomo.
¿Por qué? porque el porcentaje de azúcar en la fruta que consumimos hoy es muchísimo más elevado. La fruta ha sido sometida a hibridización con el fin de aumentar sus niveles de azúcar. Una fruta más apetecible y adictiva para el consumidor aumenta las ventas. 🍎
Ya son muchos los nutricionistas que equiparan la fruta actual a los caramelos 🍭 y desaconsejan su consumo.

Y encima la Fructosa es el peor tipo de azúcar que existe por muy natural que nos suene.

De todo lo anterior se deduce que alimentarse únicamente de fruta es jugársela a la ruleta rusa 🔫
Me viene a la cabeza Steve Jobs, el fundador de Apple 🍎

Es un mito que la fruta sea necesaria para una alimentación equilibrada. Puedes conseguir todos los nutrientes que necesitas con una dieta variada a base de verduras, carne, pescado y grasas saludables. La fruta debería considerarse un capricho ocasional.

Que nuestra dentición y aparato digestivo sean similares a los de los carnívoros tampoco ratifica la teoría “frugívora".
Excavaciones arqueológicas muestran que la dieta de nuestros ancestros incluía animales, pescado, tubérculos y ocasionalmente frutas tipo bayas silvestres de bajo contenido en azúcar.

1. Eat Rich, Live Long
 
Comentarios Facebook



Arándanos, la fruta con mayor poder antioxidante
Dr. Mercola.


Consuma fruta con moderaciónDr Mercola

Extracto del libro del Dr Mercola: Programa para alcanzar la salud óptima ("Total Health Program")

Traducción de Mónica Gómez Santos

Las frutas, aunque son ricas en vitaminas y antioxidantes, contienen más azúcar que las verduras. Si está intentando perder peso, tiene la tensión arterial alta o diabetes, entonces debe eliminar las frutas de su dieta, o limitarse a un puñadito diario de frutas del bosque (arándanos, frambuesas, moras...)
Siga sobre todo esta recomendación si su tipo metabólico es predominantemente proteico, pues la mayoría de la fruta no resulta beneficiosa para este tipo metabólico.
Una excepción es el coco, que aporta gran cantidad de grasa, necesaria para los tipos proteicos. Por el contrario, los tipos carbohidratos tienden a procesar mucho mejor las frutas, especialmente los cítricos, como naranjas y pomelos, pudiendo consumir cantidades moderadas sin problemas.

A la hora de seleccionar fruta, arándanos, frambuesas, mirtillos y grosellas negras deben encontrarse entre sus frutas favoritas porque su porcentaje de azúcares, comparado con otras frutas, es mucho menor. Además de aportar grandes cantidades de vitamina C, fibra dietética, ácido fólico y fitoquímicos proporcionan una excelente protección contra las enfermedades cardíacas y el cáncer. También pueden ayudar en la prevención y tratamiento de problemas de visión. Entre las mejores de todas las bayas silvestres están los arándanos. No solo su contenido en azúcar es mínimo sino que su capacidad antioxidante es la mayor de todas las frutas y verduras. Amén de prevenir enfermedades cardíacas, cáncer, y otras enfermedades, se han demostrado que retrasan el proceso de envejecimiento, especialmente en el cerebro.

Para finalizar, recomendarle que sea especialmente cuidadoso en lo relativo al consumo de frutas híbridas. Los híbridos son alimentos alterados por los humanos para “mejorarlos” y por lo tanto no crecen de forma natural en la naturaleza. En el caso de las frutas, las “mejoras” usualmente se traducen en un incremento de su contenido en azúcar para que su sabor sea más dulce. Las frutas sin semillas (pero que originalmente tenían) son un ejemplo de híbridos. Por tanto debe de mantenerse alejado de naranjas, melones y uvas sin semillas. Generalmente cualquier producto cuya etiqueta indique “sin semillas” indica un mayor contenido de azúcar, lo que puede resultar perjudicial para su salud.


hongo patulina en la fruta
La Patulina es el hongo más frecuente de la fruta. Generalmente marcas obscuras producto de golpes, o porque que la fruta ha empezado a estropearse, son un claro indicio de la presencia de este hongo.

Según la doctora Hulda Clark cuando la patulina crece en el intestino facilita que bacterias intestinales nocivas como E. coli y Shigella atraviesen la pared intestinal e invadan órganos o tejidos de todo el cuerpo.

Evita las frutas secas como pasas, ciruelas, orejones, dátiles, etc . A su alto contenido en azúcar se une la presencia de hongos.



                SubirSubir                      Enviar a un amigo                         Imprimir   Imprimir