Apoyo a los Glóbulos Blancos recomendado por la Dra. Clark DrClark 

Los glóbulos blancos forman parte del sistema inmunológico del organismo. Son los encargados de destruir patógenos, virus, bacterias, así como sustancias tóxicas. Para trabajar necesitan Selenio, Germanio y vitamina C. Si no aportamos en la dieta dichos nutrientes, los glóbulos blancos no pueden realizar su trabajo.

Hacer click sobre la foto para ampliarla.

La Hydrangea (Hortensia), por su alto contenido en Germanio orgánico, protege contra las mutaciones de las células tumorales.
Los pacientes con Candidiasis presentan frecuentemente deficiencia en germanio, que inhibe el crecimiento del hongo Candida albicans.
La hortensia sirve tanto para disolver los cálculos renales como para evitar su formación.
La suplementación con germanio orgánico ha sido utilizada con éxito en numerosas patologías como artritis reumatoide, epilepsia, cáncer, Parkinson, osteoporosis, asma, gastritis y diabetes.
 
La hortensia en dosis mínimas de 300mg ayuda a desintoxicar el organismo de ASBESTOS, presente en el azúcar, aguas no aptas, aparato de aire acondicionado, secadora de ropa y aislamientos. La Dra. Hulda Clark ha encontrado asbestos en muchos tumores cancerígenos. El asbestos, al ser tan afilado como el cristal, cuando se mueve por el cuerpo va agujereando las células que encuentra a su paso, hasta que el organismo consigue rodearlo formando un quiste, con lo que al quedar inmovilizado se evitan daños mayores.
El asbestos es uno de los 5 inmunosupresores identificados por la Doctora Hulda Clark, junto con el benceno, Metales Pesados, PCBs y Colorantes Azoicos, responsables de la mayoría de las enfermedades degenerativas como el cáncer o el SIDA
 
La doctora Clark no recomienda las vitaminas sintéticas elaboradas de forma artificial, por ello aconseja como fuente de vitamina C órganica el Escaramujo. El escaramujo (rosehip) es el fruto del rosal silvestre o Rosa canina, de alto contenido en vitamina C (1.500 mg/100gr), más que la naranja (53 mg/100gr) gr o el kiwi.
La mayoría de los suplementos de vitamina C que encontramos en el mercado contienen únicamente ácido ascórbico, lo que puede provocar molestias en personas con estómago delicado dada su acidez. Por otro lado, el ácido ascórbico es sólo uno de los componentes del complejo de la vitamina C, que incluye rutina, bioflavonoides, factor K, factor J, factor P, tirosinasa y ascorbinógeno. Al ingerir vitamina C sintética el cuerpo se ve obligado a gastar sus reservas del resto de componentes del complejo C. En el caso de que no disponga de suficientes reservas, el cuerpo no puede utilizar el ácido ascórbico, que acaba siendo excretado en la orina. Normalmente, el ácido ascórbico se sintetiza en el laboratorio de forma artificial.
Uno de los beneficios de los Bioflavonoides es aumentar la permeabilidad de los capilares sanguíneos, lo que favorece que el oxígeno, el dióxido de carbono y los nutrientes entren y salgan de los capilares. También incrementan la capacidad del cuerpo de absorber y utilizar la vitamina C.

Los alimentos contienen una variedad de micronutrientes que actúan sinergicamente, por tanto, un nutriente aislado siempre es menos eficiente que cuando se encuentra en un alimento/hierba. ¡La naturaleza es sabia!

Se requiere vitamina C para realizar la síntesis del Colágeno, la proteína más importante para mantener la salud vascular. El colágeno es el componente más abundante de la piel y los huesos. La vitamina C mantiene la estructura de la piel, el cabello y las uñas.

La Vitamina C también es de gran utilidad para desintoxicar hongos, por ejemplo, la cándida del organismo.

Quizás piensas que no necesitas suplementar tu dieta con vitamina C, aún siendo orgánica, puesto que ya la obtienes en los alimentos. Sin embargo, que un alimento sea rico en vitamina C, no implica que lo siga siendo cuando lo ingieres. Pongamos como ejemplo la naranja. La mayor parte de la vitamina C está en la parte blanca de la cáscara. Además la vitamina C de la naranja se pierde con el tiempo. A los dos meses, que es cuando suele llegar al consumidor, ha perdido prácticamente todas las vitaminas que contenía.
Por otro lado, resulta alarmante la pérdida progresiva de vitaminas y minerales en las frutas y verduras de producción convencional debido al uso de poderosos fertilizantes, que prácticamente esterilizan el suelo. En concreto, el contenido de vitamina C ha disminuido en de 35% a un 45% desde el año 1975 según estudios realizados.

Si además usas el microondas para cocinar o calentar alimentos ricos en vitamina C como pimientos, brócoli o col, debes saber que uno de los muchos efectos nocivos del mismo es la destrucción de las vitaminas.
La vitamina C es esencial para el funcionamiento correcto de las glándulas suprarrenales, productores de hormonas como la adrenalina y el cortisol. Debido al estrés de la vida diaria, la mayoría de las personas producimos constantemente un exceso de dichas hormonas, lo que con el tiempo deja a las glándulas suprarrenales exhaustas.

La vitamina C es un potente antihístaminico, por lo que resulta muy beneficiosa en caso de alergias. Detiene la producción de histamina y acelera la descomposición de la histamina en el torrente sanguíneo.

Casi todos los animales, al contrario que los humanos, son capaces de sintetizar la vitamina C, produciendo diariamente en promedio de 4.000 a 6.000 mg de vitamina C para realizar sus funciones vitales. Sin embargo, la mayoría de la gente obtiene siguiendo una dieta normal únicamente alrededor de 150 mg al día.

Como es sabido, la vitamina C ayuda a prevenir y también a curar las gripes y resfriados tan comunes en invierno. Un buen consejo cuando se sienten los primeros síntomas es abrir una cápsula de vitamina C, verterla directamente en la boca y tragarla. La saliva se encarga de disolverlo.

En un estudio realizado, hombres estériles mejoraron la motilidad y morfología del esperma, así como la cuenta espermática tras un tratamiento de 1 gramo de vitamina C dos veces al día. Los investigadores concluyeron que la vitamina C podría ser un suplemento importante para mejorar la calidad del semen e incrementar las probabilidades de una concepción natural.

Los riñones necesitan vitamina C orgánica, como la que se encuentra en el escaramujo. También necesitan vitamina B2, B6, ácido fólico y ácido pantoténico.

La vitamina C ayuda a la absorción de hierro

 
El Selenio, al igual que la coenzima Q10 y la vitamina C, actúa en el cuerpo como un poderoso antioxidante. De hecho, es uno de los antioxidantes más potentes que existen. Estudios realizados en todo el mundo han encontrado que las personas con bajos niveles de selenio presentan una incidencia mayor de cáncer de colon, pulmón, hígado y próstata. El selenio es vital tanto en la prevención como en el tratamiento del cáncer.
Investigadores de la Universidad de Indiana descubrieron que el selenio activa y proteje un gen denominado p53, que ordena a las células que reparen el DNA dañado. Si no se dispone de la cantidad suficiente de selenio, dicho gen permanece inactivo, lo que aumenta el riesgo de cáncer.
Otros estudios encontraron que el selenio disminuye los tumores interrumpiendo el suministro sanguíneo a los mismos.2

Dada su alta capacidad antioxidante el selenio ayuda a evitar el envejecimiento.
El selenio ayuda a prevenir las Cataratas, a la vez que se adhiere al mercurio facilitando su eliminación y neutraliza los radicales libres.
El selenio presenta propiedades antiinflamatorias e inhibe la replicación de virus.
Muchas veces los pacientes con hipotiroidismo y con problemas cardiacos presentan deficiencias de selenio. El selenio forma parte de la enzima que transforma la hormona de la tiroides T4 en su forma activa T3. El selenio también ayuda en pacientes con tiroiditis (inflamación de las tiroides).

El selenio es necesario para la desintoxicación de metales mesados o para eliminar el arsénico. El arsénico es un compuesto cancerígeno muy tóxico, que además bloquea la vitamina E, y se encuentra en gran cantidad en el medioambiente (agua, aire, pescado, plantas) debido a la combustión de aceite y carbón.

Un estudio de la universidad de North Carolina muestra que el selenio disminuye el riesgo de osteoartritis. 1. Los investigadores encontraron una correlación entre el riesgo de padecer esta enfermedad y los niveles de selenio en el cuerpo. Para que darte una idea de lo poderoso que es este mineral un incremento únicamente de la décima parte de un millón disminuyó el riesgo de osteoartritis de un 15 a un 20%. Cuando mayor la cantidad de selenio, más disminuyó el riesgo de osteoartritis.
El selenio protege el cartílago de los huesos y las articulaciones previniendo la inflamación que produce dolor en las articulaciones.

El selenio evita que el colesterol LDL (el llamado colesterol malo) se adhiera a las arterias.3

Los vegetarianos presentan frecuentemente falta de selenio, puesto que no se encuentra en frutas o verduras.

El selenio es esencial para el funcionamiento de la enzima glutationes peroxidasa (GSH peroxidasa), una de las enzimas antioxidantes más importantes, que protege las membranas celulares eliminando los peróxidos y otros radicales libres.

Referencias

1 Press Release. University of North Carolina at Chapel Hill. Nov 18, 2005.

2 Selenium has been shown to induce apoptosis in cancer cells. Yeo et al. 2002

3 Neve J. Selenium as a risk factor for cardiovascular diseases. J Cardiovasc Risk 1996;3:42-7.


El Selenio protege contra el cáncer
Otras patologías ligadas a deficiencias de selenio son fallo cardiaco, arteriosclerois, cataratas, declive cognitivo e hipotiroidismo


Paquete 'Apoyo al sistema inmunológico' de la marca DrClark:

1 bote de 100 cápsulas de raíz de Hortensia (Hydrangea) de 335mg, rico en germanio

1 bote de 100 cápsulas de Escaramujo (Rosehip) de 440mg, fuente de vitamina C orgánica. Dos cápsulas equivalen a una cápsula de un gramo (1.000 mg) de vitamina C (ácido ascórbico).

2 botes de 50 cápsulas de Selenio de 200 mcg

Productos de la casa DrClark en conformidad con las directivas de pureza de la Dra Hulda Clark: libre de inmunosupresores como metales pesados, solventes, PCB's, radioactividad o colorantes azoicos

¿Por qué elegir suplementos DrClark?

Precio:          comprar


******* Pincha AQUÍ para adquirir los productos del paquete de apoyo al sistema inmunológico por separado.
* La eminente investigadora Hulda Clark ha analizado durante años cientos de suplementos alimenticios detectando hongos, metales pesados, solventes y otros tóxicos en la mayoría de ellos. Por tanto es muy arriesgado usar suplementos alimenticios si no los hemos analizado nosotros mismos con el sincrómetro (aparato diseñado por la doctora Clark) o proceden de una fuente fiable. Los suplementos de la marca DrClark, cuentan con la certificación de la doctora, que garantiza que están libres toda clase de hongos, metales y otras sustancias tóxicas.
Resulta preferible no tomar ningún suplemento que tomar suplementos contaminados: además de tirar el dinero estás dañando tu salud.

Este paquete tiene una duración de 1 mes, para la dosis diaria recomendada de 1 cápsula de cada suplemento tres veces al día con las comidas. Niños: 1 cápsula de cada suplemento dos veces al día.

El paquete de apoyo a los glóbulos blancos constituyen una parte importante del protocolo de 2 semanas que sigue la reputada doctora Hulda Clark para curar el Cáncer, incluso en pacientes terminales:
Escaramujo y Selenio 3 cápsulas cinco veces al día. Hortensia 2 cápsulas 5 veces al día. Tras dos semanas reducir la dosis a la mitad.

La vitamina D es también un poderoso estimulante del sistema inmune.



Revista médica Discovery DSalud:
La vitamina C, enormemente eficaz en el tratamiento del cáncer.
Artículo publicado en el nº 103 de la revista.

El germanio orgánico, potente oxigenador celular
Artículo publicado en el número 13 de la revista.
En este artículo se citan alimentos ricos en germanio, entre ellos la cebolla y el ajo. La Dra. Clark no recomienda su consumo por considerarlos cancerígenos. Más información AQUÍ

La enorme importancia del Selenio
Artículo publicado en el número 55 de la revista (noviembre 2003).


La importancia del selenio en el tratamiento del cáncer
Artículo publicado en el número 84 de la revista (junio 2006).



                SubirSubir                      Enviar a un amigo                         Imprimir   Imprimir