¿Son seguras las sartenes antiadherentes? peligros del teflon

Las cazuelas y sartenes de aluminio recubiertas de TEFLON contienen ácido perfluoroctánico (PFOA), una sustancia química sintética que produce el acabado antiadherente y resbaladizo. PFOA es una sustancia que ha provocado mucha controversia por los problemas de salud que genera.

¿Tan peligroso es el PFOA?

En estudios realizados con animales se ha encontrado que el PFOA produce:

Cambios importantes en órganos incluyendo cerebro, próstata, hígado, timo y riñones, que denotan toxicidad.

Muerte de varios crías de ratas expuestas al PFOA.

Cambios en la glándula pituitaria en ratas hembra en cualquier dosis. La pituitaria controla el crecimiento, la reproducción y muchas funciones metabólicas. Los cambios en la pituitaria se consideran un signo de toxicidad.

Mayor riesgo de abortos, problemas de tiroides, sistema inmunológico debilitado y bajo peso de órganos.

PFOA se ha asociado con tumores en al menos 4 diferente órganos (páncreas, hígado, testículos y glándulas mamarias) en los animales testados, y se ha comprobado su implicación en el incremento de cáncer de próstata en los trabajadores de fábricas donde se produce PFOA.

Puedes estar comprometiendo no sólo tu salud sino la de tu familia y mascotas si sigues utilizando Teflón para cocinar.

En estudios comisionados por un grupo americano de Salud Medioambiental en sartenes antiadherentes se comprobó que en sólo 2-5 minutos se alcanzaban temperaturas que producían sustancias peligrosas. El recubrimiento de teflón comienza a desintegrarse y a eliminar toxinas a sólo 230 grados.

A los 360 grados (de 3 a 5 minutos), las sartenes antiadherentes liberan 6 gases tóxicos, incluyendo dos carcinógenos, dos contaminantes globales y MFA, una sustancia química mortal para los humanos a dosis bajas. Los vapores desprendidos al usar estas sartenes a temperaturas bajas pueden causar también la muerte instantánea de los pájaros que tenemos en casa. Esta afección, denominada ‘teflón toxicosis’ produce hemorragias en los pulmones de los pájaros que se han expuesto a gases de teflón, inundándolos de fluidos, provocando una muerte a ti o a tu familia.

Incluso DuPont, el fabricante de Teflón reconoce que el humo puede provocar una enfermedad que denominan “fiebre de humo de polímero”. Los síntomas son: fiebre entre 38 y 40 grados, opresión en el pecho, dolor de cabeza, tos, escalofríos y dolor de garganta.

Aunque la marca más conocida de estos productos es Teflón, el resto de las marcas que tienen productos antiadherentes también contienen el mismo recubrimiento tóxico.

Se han detectado tanto sulfonato de perfluorooctano (PFOS) como ácido perfluoroctánico (PFOA) en la sangre de humanos y animales en todo el mundo, lo que ha provocado una creciente ola de investigaciones científicas. Un estudio realizado en el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en Estados Unidos detectó PFOA en casi un 98% de la población.
Estas sustancias químicas alcanzan al feto en el útero, y se cree que están relacionadas con decrementos en la talla y el peso de los recién nacidos, según dos estudios de la Universidad Johns Hopkins (el estudio del 2007 detectó PFOA en fetos y en un 100% de todos los recién nacidos examinados).

El aluminio y el acero inoxidable también tienen problemas asociados.

Tampoco es recomendable cocinar con sartenes o cazuelas de aluminio.El aluminio es uno de los principales factores de riesgo de Alzheimer, puesto que se acumula en el cuerpo, principalmente en el cerebro. El aluminio es un metal reactivo, lo que quiere decir que reacciona con comidas ácidas (como el tomate) y saladas, liberando aluminio a la comida. El aluminio también se traspasa a la comida cuando tenemos sartenes o cazuelas ralladas de las que se han desprendido trozos de teflón con el uso.

El acero inoxidable contiene níquel, cromo, molibdeno, carbón y otros metales. Las personas con alergia al níquel deben evitar los utensilios de cocina de acero inoxidable.

Las cazuelas y sartenes de cobre pueden dar lugar a intoxicación de cobre. El cobre es un potente cancerígeno. La principal fuente de contaminación son las tuberías de cobre del agua corriente en las casas. Seguiremos ingiriendo cobre aún cuando pongamos un filtro en el grifo de la cocina. La solución en este caso en instalar el filtro para toda la casa que recomienda la doctora Clark.

Otra opción son las sartenes de hierro colado, pero cualquiera que las haya usado conoce sus muchos inconvenientes. Además de ser pesadas y difíciles de manejar, la comida se pega con mucha facilidad y se oxidan si no se lavan inmediatamente después de usarlas. Por otro lado, en hombres o mujeres que no menstruan puede producir una acumulación de hierro en el cuerpo muy peligrosa. El hierro (el inorgánico -metal-, no el orgánico que contienen los alimentos) es un oxidante muy peligroso, y afecta principalmente al hígado. El único material inerte (que no desprende toxinas) es el vidrio. Lo que recomiendo es usar recipientes tipo pirex con tapa, y cocinar en el horno a baja temperatura (unos 110 grados) para minimizar la pérdida de nutrientes que se produce al cocinar. Por supuesto, no hay que usar nunca microondas. Los inconvenientes de los hornos convencionales es que al cocinar a baja temperatura se necesita más tiempo y gasta bastante electricidad. Por otro lado, no se cocina todo el alimento por igual, quedando lo de afuera cocinado y lo de dentro crudo. La mejor opción es el horno de convección, que gasta mucha menos electricidad, y además, al utilizar aire por convección, los alimentos se cocinan por igual tanto por dentro como por fuera. Con este método de cocción no es necesario emplear aceite para cocinar.

Por otro lado, freír los alimentos no resulta muy saludable, a no ser que se emplee Aceite de Coco, que además de sus numerosos beneficios, no se degenera (oxida) al calentarlo, como ocurre con el resto de aceites, incluido el de oliva.


Las cacerolas y sartenes ecológicas Green Pan antiadherentes sin teflón son la mejor alternativa al Teflón sin perder las propiedades antiadherentes como ocurre con el hierro colado o la cerámica tipo Le Creuset. Ligeras y fáciles de manejar.


                SubirSubir                      Enviar a un amigo                         Imprimir   Imprimir