Los 13 sorprendentes beneficios de la sal cristalina del Himalaya, la sal más pura de la tierra.

por Dr. Joseph Mercola


Traducción de Mónica Gómez Santos

sal de himalaya La sal es esencial para la vida. No se puede vivir sin ella. Sin embargo, la mayoría de las personas no se dan cuenta de las enormes diferencias entre la sal de mesa refinada estándar de uso cotidiano, y la sal natural y saludable. Estas diferencias pueden contribuir a mantener su salud, o, por el contrario, a incrementar el riesgo de enfermedades que sin duda preferiría evitar...

Si quiere que su cuerpo funcione perfectamente debe elegir una sal completa que contenga todos sus elementos naturales. La sal de mesa estándar es un veneno que no tiene nada en común con la sal natural. Está compuesta en un 97.5% de cloruro sódico y en un 2.5% de elementos químicos como absorbentes de humedad y yodo. En el proceso de secado es sometida a una temperatura de más de 650 ºC. Esta temperatura excesiva altera la estructura química natural de la sal, lo que puede desencadenar una miríada de problemas en el organismo.

La sal cristalina tiene una edad de 250 millones de años

Esta sal de más de 250 millones de años proviene de las montañas del Himalaya. Sin duda es la sal más pura disponible en la tierra, al no estar contaminada con ninguna toxina o contaminante. A la sal del Himalaya se la conoce como “oro blanco” porque contiene eones de luz almacenados en ella. Junto con el agua pura de manantial, los cristales de sal del Himalaya ofrecen todos los elementos naturales que encontramos en el cuerpo humano; los mismos elementos que originalmente se encontraron en el “mar primitivo”.

Al contener los 84 elementos que se encuentran en nuestro cuerpo, los beneficios de los cristales naturales de sal del Himalaya incluyen:

1. Regular el contenido de agua del cuerpo.

2. Equilibrar el exceso de acidez de las células, particularmente las células del cerebro.

3. Absorción de partículas de alimento en el tracto intestinal.

4. Ayudar a limpiar las obstrucciones de moco y flemas en los pulmones, sobre en pacientes que sufren de asma o fibrosis quística.

5. Actúa como un potente antihistamínico natural que ayuda a limpiar la congestión en los senos nasales.

6. Previene calambres musculares.

7. Reafirmar la estructura del esqueleto - puede aparecer osteoporosis cuando el cuerpo necesita más sal y la extrae de los huesos.

8. Regular el sueño, al ser un hipnótico natural.

9. Mantener la libido.

10. Prevenir la aparición de varices en las piernas.

11. Estabilizar los latidos irregulares del corazón - junto con el agua es esencial para regular la presión sanguínea.

12. Equilibrar los niveles de azúcar en sangre y ayudar a reducir la tasa de envejecimiento.

13. Contribuir a la generación de energía hidroeléctrica en las células del cuerpo.

La sal convencional de cocina y de mesa que se venden en los supermercados han sido “químicamente depuradas”. Lo que permanece después de que se haya “depurado químicamente” la sal convencional es únicamente cloruro sódico - elemento químico artificial que el organismo rechaza por ser una sustancia desconocida para él, es decir, no es reconocida como un nutriente. Esta forma de sal está presente en casi toda la comida procesada. Por tanto, cuando se añade más sal a alimentos que de por sí ya la contienen, ingerimos más sal de la que podemos procesar. Esto es importante ya que más del 90% del dinero que la gente gasta en comida es en comida procesada. Los cristales de sal de la sal convencional están totalmente aislados unos de otros. Como nutriente, la sal convencional no sólo no tiene ningún valor sino que puede llegar a ser un destructivo veneno. Para que el cuerpo metabolice los cristales de la sal de mesa tiene que sacrificar tremendas cantidades de energía. El cloruro sódico inorgánico desestabiliza el equilibrio de fluidos en el cuerpo, y satura los sistemas de eliminación, lo que puede afectar a su salud. Cuando su cuerpo trata de contrarestrar los efectos de la típica sobredosis de sal a la que está expuesto diariamente, las moléculas de agua rodean al cloruro sódico para descomponerlo en iones de cloruro y sodio para que el cuerpo sea capaz de neutralizarlas. Para llevar esto a cabo esta labor el cuerpo toma el agua que necesita de las células, por lo que se sacrifica el agua perfectamente estructurada que se encuentra ya almacenada en las células con objeto de neutralizar el cloruro sódico sintético. Evidentemente esto produce una deshidratación en las células e incluso su muerte prematura.

Usando la sal de mesa convencional se pierde agua intracelular perfectamente estructurada Por cada gramo de cloruro sódico del que tu cuerpo consigue liberarse, emplea para ello 23 veces la cantidad equivalente de agua celular para neutralizarla. Por tanto, la ingesta de sal de mesa común provoca un exceso de fluidos en los tejidos del cuerpo, lo que puede contribuir a :

· La antiestética celulitis

· Reumatismo, artritis y gota

· Piedras en los riñones y en la vesícula biliar

Cuando se tiene en cuenta que cada persona consume como media de 4 a 6 gr de sal al día, y algunos pueden llegar hasta 10 gr, está claro que éste es un asunto de gran importancia.

Entonces, ¿Por qué tanta gente sigue todavía usando la sal de mesa convencional? Porque más del 90% de la sal mundial que se utiliza directamente para procesos industriales requiere cloruro sódico puro. El porcentaje que sobra se usa en procesos de conservación y acaba en su casa como sal de mesa o de cocina.

Usando técnicas de marketing y publicidad, la industria de la sal nos ha convencido de que añadir yodo o flúor, que pueden resultar tóxicos, a la sal aporta indudables beneficios para la salud. Además, esta sal contiene muchas veces otros peligrosos preservativos que los fabricantes no están obligados a indicar en la etiqueta. Para que la sal no se apelmace se añade frecuentemente carbonato cálcico, carbonato de magnesio o hidróxido de aluminio, el cual se deposita en el cerebro y puede llegar a provocar Alzheimer.

La póliza de salud que te ofrece la naturaleza: sal pura de cristales del Himalaya La sal de mesa y de cocina convencionales carece de las trazas de minerales que hacen de los cristales de sal del Himalaya un elemento tan preciado. Los cristales de sal han estado más de 250 millones de años soportando presiones tectónicas extremas, lejos de toda exposición a cualquier tipo de impurezas.

La estructura única de esta sal también almacena energía vibracional primaria. Todos los minerales y elementos traza de los cristales de sal están disponibles en forma coloidal -lo que significa que son tan pequeños que las células pueden absorberlos fácilmente. Los cristales de sal del Himalaya no sobrecargar tu cuerpo como lo hacen otras sales. Es muy difícil que tu cuerpo absorba demasiados cristales de sal, ya que el organismo dispone de efectivos procesos que regulan este proceso. Los cristales de sal natural también tienen un efecto equilibrador y no contribuyen a aumentar la tensión arterial como la sal de mesa convencional.

Los elementos de los cristales de sal forman un compuesto en el que cada molécula esta interrelacionada. Dicha conexión permite que los componentes vibracionales de los 84 elementos traza presentes en la sal estén en armonía unos con otros, contribuyendo por tanto al efecto equilibrador de la sal. Cuando hablamos del poder holístico de la sal natural, nada se puede comparar con los cristales de sal del Himalaya por las siguientes razones:

· Es el grado más puro de sal natural.

· Si se observa bajo un microscopio de electrones, los cristales de sal poseen una perfecta estructura cristalina.

· Se extrae a mano de las minas y se lava a mano.

· Los cristales de sal son inmunes a las radiaciones electromagnéticas

· Los cristales de sal no contienen contaminantes medioambientales.

· No tiene fecha de caducidad, ni precisa de absorbentes de humedad para que no se apelmace.

Minerales clave contenidos en la sal cristalina del Himalaya restauran el equilibrio del organismo

Los cristales de sal del Himalaya es sal en su forma nativa, que conserva toda su energía vibracional intacta, lo que ayuda a devolver al cuerpo a su estado de equilibrio. La carencia de suficientes electrolitos trastoca la homeostasis del organismo -el equilibrio de substancias químicas que favorece las funciones del organismo.

El prestigioso Instituto Frezenius en Europa analizó los cristales de sal del Himalaya, y comprobó que además de los numerosos minerales traza contiene potasio, calcio y magnesio que ayudan al cuerpo a alcanzar el equilibrio restaurando fluidos, así como a recargar las reservas de electrolitos cuando se suda mucho.

La sal del Himalaya comparada con la sal marina y la sal de roca Mucha gente cree que la sal marina es una alternativa saludable a la sal de mesa, pero ya no es así. Los océanos se emplean como basureros de tóxicos venenos como mercurio, PCBs y dioxinas. Cada vez hay más casos de vertidos de aceite y petróleo que polucionan los océanos. Además alrededor del 89% de la sal marina que se produce actualmente se refina. Por todo ello, la sal marina hoy en día no resulta tan saludable como lo era antiguamente.

Al mirar la sal marina bajo un microscopio (ver foto de la izquierda) vería que tiene estructuras cristalinas irregulares y aisladas desconectadas de los elementos naturales que las rodean. Por ello, no importa la cantidad de nutrientes que contenga, ya que no podrán ser absorbidos por el cuerpo a menos que gaste tremendas cantidades de energía para vitalizarlos. La ganancia neta del cuerpo es pequeña en comparación con la gran pérdida de energía.

Dado que la estructura cristalina de la sal cristalizada está equilibrada (ver la foto de la derecha), sus 84 minerales se encuentran interconectados en una estructura harmoniosa. Lo que significa que la energía contenida bajo la forma de los minerales puede ser fácilmente metabolizada por el cuerpo. Esta sal tiene un efecto energético vitalizante. La ganancia neta del cuerpo es grande con 0 pérdidas de energía.


La sal de roca también resulta un pobre substituto de la sal cristalizada del Himalaya. Mientras que la sal de roca está más intacta y tiene más valor que la sal de mesa industrial, tanto del punto de vista tanto biofísico como del bioquímico, tiene poco valor. Los elementos que contienen la sal de roca no han sido lo suficientemente comprimidos para incluirlos en la web cristalina; únicamente están unidos a la superficie en los huecos de la estructura cristalina. Es la considerable presión que lleva a los elementos a su estado coloidal la que permite que el cuerpo los pueda absorber fácilmente. Los elementos valiosos que se encuentran en la sal de roca son inútiles porque el cuerpo humano es incapaz de metabolizarlos y absorberlos.

Efectos curativos de los baños de sal

La piel es un órgano excretor que refleja la salud del intestino. Cuando se toma un baño de salmuera, los minerales de la sal penetran en la piel en forma de iones. Dicha estimulación produce un crecimiento natural de las células vivas del organismo. Se equilibran puntos débiles desde el punto de vista bioenergético y el flujo de energía del cuerpo se activa. Aunque cualquier persona puede disfrutar de un baño de salmuera, resulta especialmente recomendable en las siguientes dolencias:

· Diversas enfermedades de la piel.

· Reumatismo e inflamación de articulaciones.

· Régimen post-operatorio.

· Enfermedades ginecológicas.

· Infecciones recurrentes.

· Mordeduras de insectos, ampollas o heridas.

El efecto desintoxicante de un baño de salmuera se puede comparar a 3 días de ayuno. Dado que la sal es también desinfectante, varias personas pueden bañarse en el mismo agua. Para conseguir los beneficios terapéuticos deseados la concentración de sal resulta crítica. Dicha concentración debe ser la misma que la de los fluidos corporales (aproximadamente 1%) para activar el ratio de intercambio osmótico. La fórmula del 1% de concentración se traduce en 10 gr de sal por litro de agua. Dado que normalmente una bañera contiene de 100 a 120 litros de agua, se necesitan al menos 1 Kg de sal.

· Para evitar usar la propia energía del cuerpo para equilibrar la temperatura, el agua debe estar a 37º C aproximadamente. El agua permanecerá a la misma temperatura dado que la composición biofísica de la sal es tan fuerte que provoca que las moléculas se muevan a un ritmo constante.

· No añada ningún aditivo al baño, como jabón o aceites.

· El baño debe durar de 20 a 30 minutos. Durante este tiempo, la temperatura y la composición del baño de salmuera es comparable al fluido amniótico en el que flota el embrión en el vientre materno

· No se aclare con la ducha, simplemente séquese con una toalla.

· Después del baño de salmuera debería descansar durante al menos 30 minutos.

AVISO: Aunque los baños de salmuera tienen un efecto benéfico en muchas enfermedades, suponen un gasto energético mayor para el sistema circulatorio. Si sufre de problemas de circulación consulte antes con su médico.

Cómo usar las sales de baño para otras terapias

Cuando se combinan el agua y la sal, los iones positivos de la sal rodean los iones negativos de las moléculas de agua. Los iones se hidrolizan y la estructura geométrica de la sal y del agua se transforman para formar una estructura completamente nueva. Durante este proceso los biofotones (fotones emitidos espontáneamente por todos los sistemas vivos) almacenados en los cristales de sal se liberan en la salmuera, lo que no requiere energía adicional. Es pura energía de hidratación.

Puede elaborar fácilmente la salmuera en su propia casa. Basta con poner suficiente sal en agua hasta que la solución se sature. Para tener siempre disponible salmuera para utilizar en las diferentes terapias siga los siguientes pasos:

· Coloque varias piedras de cristales de sal en un jarro de cristal con cierre hermético. Añada agua mineral o purificada hasta llenar completamente el contenedor.

· Después de 24 horas, compruebe si los cristales se han disuelto completamente. Si es así, añada unos pocos cristales más. Cuando el agua no pueda disolver más sal, los cristales permanecerán en el fondo de la jarra sin disolverse. En ese momento la solución se ha saturado al 26%, con lo que está lista para usarse.

· El jarro se puede volver a rellenar con agua y sal, continuando de este modo el proceso. La salmuera es completamente estéril y está libre de gérmenes, por lo que se puede almacenar durante años en un contenedor cerrado sin que pierda sus propiedades o se descomponga.

Cuando se usa como sal de cocina, la sal cristalina no debe calentarse a más de 42º C.

Usos de la salmuera:

· Acné. Usar la salmuera para lavarse la cara o el cuerpo usando jabón natural libre de fragancias.

· Infecciones de oídos. Aplicar varias gotas de salmuera en los oídos.

· Hongos en los pies. Poner los pies en remojo en la salmuera.

· Mareo. Un saquito de sal colgado alrededor del cuello ayuda a prevenir los mareo provocados por los medios de locomoción gracias a sus propiedades energéticas equilibradoras.

· Congestión nasal. Realizar un lavado nasal con unos cuantos granos de sal cristalina en ¼ de taza de agua.

· Psoriasis. Aplicar directamente la salmuera en la parte de piel afectada y dejar secar.

· Dolor de garganta. Hacer gárgaras con la salmuera templada, pero no tragarla.

Inhalación de vapor de salmuera para aliviar problemas respiratorios.

La terapia de inhalación de salmuera se puede usar como ayuda en enfermedades crónicas del tracto respiratorio como asma, bronquitis, sinusitis e infecciones de oído. En esta terapia el ratio entre agua y sal debe ser al menos del 1%, o sea, 10 gr de sal por litro de agua. Para que la terapia de inhalación sea efectiva se deben seguir las siguientes instrucciones:

· Rellenar un recipiente con 1 o 2 litros de agua hasta que comience a evaporarse.

· Añada la sal y cuando ésta esté disuelta cubra su cabeza con una toalla, manteniendo la cara encima del recipiente lo más cerca posible sin que llegue a quemarse.

· Inhale el vapor de salmuera durante 10-15 minutos.

· El tracto respiratorio necesita unos 30 minutos a partir de la inhalación para acumularse y adherirse a las partículas extrañas que se encuentran en las mucosas, que de este modo se expulsarán con la tos.

· Repetir el proceso todas las veces que sea necesario hasta que los síntomas remitan.

En casos de problemas más serios del tracto respiratorio usar un ratio de hasta el 8% para obtener mejores resultados. Sin embargo, se debe comenzar siempre con una solución al 1% e ir aumentando gradualmente la concentración con cada tratamiento.

La salmuera por vía oral.

Una de las mejores maneras de beneficiarse de las propiedades de la salmuera es beberla. Comenzará a sentir una notable mejoría desde el primer día que empiece a beberla. Siga las siguientes instrucciones :

· La cantidad de agua no importa, pero con una cucharadita de sal al día es suficiente.

· Para obtener mejores resultados, beba la solución salina con el estómago vacío antes de tomar el desayuno.

· Para mantener el equilibrio homeostático del cuerpo es importante beber salmuera de forma regular.

· Si el efecto desintoxicante es demasiado intenso, reduzca la cantidad de salmuera a un par de gotas al día.

· Para los niños, sólo son necesarias unas cuantas gotas. Con añadir un par de gotas a la comida del niño es suficiente.

· A los pocos minutos de beber la salmuera, el estómago y el intestino comienzan a ser estimulados -se estimula por igual la digestión y el metabolismo. Por otro lado, se incrementa la conductividad en el cuerpo debido a la presencia de electrolitos, lo que incide de forma positiva en la circulación. La sal permite que se restituya el flujo de nuevo.


Revista médica Discovery DSalud:
La Sal de mesa, puro veneno
Artículo publicado en Octubre 2002.


sal de himalaya Sal del Himalaya molida 900gr:

Sal cristalina de Raab, en el macizo del Himalaya. Su alto contenido en minerales le confiere una tonalidad rosada.

Producto testado con el sincrómetro según los criterios de pureza de la Dra. Hulda Clark: libre de radioactividad, metales pesados y tóxicos.
Precio:          comprar

Volver a la página sobre la Sal


                SubirSubir                      Enviar a un amigo                         Imprimir   Imprimir