alu Mercurio en el pescado 🐟 y en las amalgamas dentales | Terapia Clark
 

Mercurio, veneno letal

mercurio tóxico Numerosos estudios apuntan a la lenta acumulación de mercurio en el cuerpo como la causa principal de enfermedades tan devastadoras como el Alzheimer, el Parkinson o el Autismo.

El mercurio es un potente veneno: la ingesta del equivalente a un grano de mostaza provoca la muerte 🕱
¡El mercurio resulta tóxico en concentraciones de una parte por billón! Aproximadamente el equivalente a un grano de sal en una piscina.

El mercurio es un potente neurotóxico, capaz de atravesar la barrera hemato-encefálica y dañar el cerebro.
Las amalgamas dentales, compuestas en un 50% de mercurio, resultan especialmente nocivas para la salud mental por su cercanía al cerebro.

De dónde procede el Mercurio

Globally, artisanal and small-scale gold mining (ASGM) is the largest source of anthropogenic mercury emissions (37%), followed closely by coal combustion (24%). Other large sources of emissions are non-ferrous metals production and cement production Se estima que cada año se liberan en la atmósfera de 5.000 a 8.000 toneladas métricas de mercurio (datos del 2013)
Mercurio que se desprende en la atmósfera acaba por depositarse en suelo, mares y océanos contaminando el planeta por entero.

Mercurio en el pescado

El pescado es una fuente constante de mercurio en la dieta. Aún siendo uno de los alimentos más saludables que existen, actualmente la mayoría se encuentra contaminado no solo con mercurio sino también con otros metales como cadmio, plomo, cromo o arsénico, PCBs, dioxinas y otras toxinas.

Once deposited, certain microorganisms can change it into methylmercury, a highly toxic form that builds up in fish, shellfish and animals that eat fish. Most human exposure to mercury is from eating fish and shellfish contaminated with methylmercury, both in the United States and worldwide. Almost all people in the world have at least trace amounts of methylmercury in their tissues, reflecting its pervasive presence in the environment. Some communities eat significantly more quantities of fish than the general population, and thus may be exposed to much greater mercury contamination than the general population. It is estimated that more than 75,000 newborns in the United States each year may have increased risk of learning disabilities associated with in-utero exposure to methylmercury. Dada la toxicidad del mercurio la opción más sensata es suprimir el pescado de la dieta y suplementar con Omega-3.
Te preguntarás el por qué. Pues porque el pescado es la única fuente de los ácidos grasos esenciales Omega-3 EPA y DHA. Al ser esenciales, como su nombre indica, el cuerpo no puede sintetizarlos a partir de otros nutrientes.
La mejor fuente de Omega-3 es el Aceite de Krill http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/para_el_consumidor/ampliacion/mercurio_pescado.htm

Aunque en España sea un tema tabú por la relevancia de la industria pesquera en la economía, en otros países las autoridades sanitarias ya han alertado del grave problema que supone la contaminación por mercurio del pescado.
En Estados Unidos la EPA (Agencia para la Protección Medioambiental) recomienda a las embarazadas evitar la ingesta de pescado como atún, pez espada y otros pescados de gran tamaño, ya que el metilmercurio traspasa fácilmente la barrera placentaria y la placenta. Este contaminante puede provocar alteraciones en el desarrollo neuronal ...).

La mayoría se preguntará de dónde procede el mercurio que contienen los peces. La respuesta es que una gran parte de la electricidad que se genera en el mundo procede de centrales térmicas cuya materia prima es el carbón. Alrededor del 55% del carbón está contaminado con mercurio. Cuando se quema el carbón el mercurio se evapora y pasa al aire, eventualmente precipitando con las lluvias y acabando en los ríos, de ahí se filtra a las aguas subterráneas para acabar finalmente en los océanos. En consecuencia, miles de toneladas se vierten al océano cada año de este modo. Las bacterias presentes en el agua lo transforman en mercurio orgánico denominado metilmercurio, el cual presenta una amenaza aún mayor para la salud de los seres vivos. Como consecuencia de la cadena trófica (los peces grandes se comen a los chicos) el mercurio se va bioacumulando, por tanto, cuanto mayor es el tamaño del pez más mercurio contiene (de hecho, el hígado de ballena excede 5.000 veces el límite de ingesta de mercurio considerado co Otra de las fuentes principales de mercurio es la industria del cloro. También los pesticidas y herbicidas utilizados en la agricultura convencional, así como otras muchas industrias, contribuyen a la contaminación de mercurio de nuestros mares y océanos.

Los únicos pescados con bajos niveles de contaminación debido a su pequeño tamaño son las sardinas, boquerones, anchoas o similar. Sin embargo, estos pescados azules de elevado contenido en grasa no son adecuados para las personas de tipo metabólico carbohidrato.

Ante esta situación resulta imprescindible la ingesta diaria de suplementos de aceite de pescado Omega-3, pero es imprescindible que sean marcas de confianza que purifiquen el aceite tras la extracción, eliminando impurezas y metales pesados como el mercurio. La mejor fuente de Omega-3 es el aceite de Krill puesto que no se oxida como el aceite de pescado.

Los pescados de piscifactoría son, si cabe, aún más dañinos, puesto que además de contener mercurio, PCBs, dioxinas, colorantes (en el caso del salmón) entre otras toxinas, no contienen las beneficosas grasas Omega-3, sino Omega-6, puesto que se les alimenta como a las vacas con pienso a base de cereales.


El siguiente ejemplo nos muestra la cantidad alarmante de mercurio que acompaña una ingesta moderada de pescado:
Una mujer de 66 kilos con un consumo de 300 gramos de atún a la semana de una concentración de mercurio de 0,5 ppm (partes por millón) excedería en un 400% los límites impuestos por la EPA (Agencia de Protección Medioambiental de los Estados Unidos).



El mercurio es incoloro, inodoro e insaboro, por lo tanto, su presencia sólo se puede determinar mediante análisis de laboratorio. Otras fuentes importantes de mercurio son las amalgamas metálicas utilizadas en los empastes dentales (que contienen alrededor de un 50% de mercurio), y las vacunas, las cuales utilizan el mercurio como conservante (timerosal). Ya en 1999 en Estados Unidos la Academia Americana de Pediatría y los Servicios de Salud Pública de los Estados Unidos recomendaron que se eliminase el mercurio de todas las vacunas porque probablemente estaba causando daño cerebral en los niños, lo cual hasta hoy en día no se ha realizado. Los niños tienen 27 veces más probabilidad de volverse autistas cuando se les suministran vacunas con timerosal (mercurio).    

Aunque muchos dentistas niegan los efectos perjudiciales del mercurio en la boca, la evidencia salta a la vista en este Vídeo de la IAMT (Academia Internacional de Medicina Oral y Toxicología), en el podemos observar, gracias a una pantalla flúorescente, como una muela con una amalgama metálica de hace 25 años expulsa mercurio gaseoso a la temperatura corporal. Sin embargo, cuando se le aplica calor o fricción los vapores de mercurio se incrementan hasta alcanzar valores que superan en más de 1.000 veces los niveles de mercurio permitidos en el aire por la EPA (Agencia para la Protección del Medioambiente). El calor y la fricción ocurren frecuentemente en la boca al cepillarse los dientes, consumir comida o bebida caliente o mascar chicle.



mercurio tóxico
"Una sola amalgama dental puede liberar hasta 15 microgramos de mercurio al día. Para hacerse una idea de lo elevada que es dicha cantidad, el consumo de marisco te puede exponer a unos 2,3 microgramos al día - y eso fue suficiente para que los científicos lanzaran una alerta en todo el mundo en el 2006".
AMBIO 2007 Feb;36(1):62-5


El envenenamiento por mercurio tiene los mismos síntomas que la esclerosis múltiple por Dr. Mercola.
A María Indermuhle la diagnosticaron esclerosis múltiple 18 meses después de que su dentista le colocara amalgamas metálicas. Sin embargo, el diagnóstico era erróneo, puesto que en realidad sufría envenenamiento por mercurio. Una vez que le extrajeron las amalgamas y se sometió a una desintoxicación de mercurio sus síntomas desaparecieron completamente.


bacterias bucales y cáncerLas bacterias de la boca pueden provocar cáncer en otras partes del cuerpo
Tanto el mercurio, y otros metales de las amalgamas, como la falta de higiene oral pueden provocar la proliferación de bacterias bucales, que a través de la sangre colonizan otras partes del cuerpo provocando múltiples enfermedades.
Dos estudios independientes relacionaron la bacteria oral común F. nucleatum con el cáncer colorrectal. La misma bacteria puede provocar que las mujeres embarazadas pierdan a su bebé.
Se estima que la presencia del virus del papiloma humano (VPH) en la boca es responsable del 60 al 80% de todos los tipos de cáncer de boca y faringe.


zinc y selenio

Minerales como el Zinc y el Selenio
ayudan a desintoxicar el mercurio.



Revista médica Discovery DSalud:
LAS AMALGAMAS DE MERCURIO SON PELIGROSAS
Si todavía tienes empastes metálicos en la boca, y no eres consciente del riesgo que suponen para tu salud, te interesa leer este artículo.
Artículo publicado en Octubre 2003.
Demandan al ministerio de Sanidad y a los laboratorios que fabrican productos con mercurio
Artículo publicado en Julio 2008.
Las llamadas "bombillas de bajo consumo" son peligrosas para la salud.
Las bombillas de bajo consumo contienen mercurio (además de otros químicos cancerígenos).
Artículo publicado en Mayo 2009.


Descubre cómo el mercurio está afectándote a ti y a tus seres queridos
por Dr. Joseph Mercola.
El mercurio que contienen los empastes metálicos y las vacunas está causando estragos, sobre todo en los niños, al ser los más vulnerables.
¿Sabías que una persona debería pesar 250Kg para procesar sin riesgo la cantidad de mercurio presente todavía en algunas vacunas, incluyendo la de la gripe? Sin embargo, se vacuna con ellas a bebés al poco de nacer...

El reportero del National Geographic David Ewing Duncan realizó un experimento para verificar los niveles de mercurio en el pescado. A las 24 horas de ingerir una ración de pez espada un análisis de sangre revelaba que sus niveles de mercurio se habían duplicado hasta alcanzar los 12mg por litro, una cantidad peligrosa, teniendo en cuenta que en los niños el coeficiente intelectual disminuye con sólo 5,8 mg de mercurio en sangre.
Link al artículo del National Geographic en inglés

El impacto de las amalgamas dentales sobre la salud
por Dr. Héctor E. Solórzano del Río


Visión global de la problemática del mercurio
Documento elaborado por Ecologistas en Acción

Dra. Hulda Clark, extraído de su libro "La Prevención de todos los Cánceres":

"La era de la amalgama metálica será recordada pronto como la era más negra de la historia de la humanidad. Más obscura que el canibalismo, la caza de cabezas, arrojar cristianos a los leones, quemar a los herejes en la hoguera o las dos guerras mundiales. El crimen de la amalgama se ha perpetrado tanto en los niños como en los ancianos, tanto en los enfermos como en las personas sanas, en hombres y mujeres, lo que es mucho menos selectivo que las atrocidades cometidas por nuestros antepasados.
Las consecuencias de persuadir a la mayoría de la población para que chupe caramelos de mercurio día y noche durante el resto de su vida es inimaginable. Ha provocado el lento declive del sistema inmunológico, nuestra única defensa contra la extinción".

Lista de metales encontrados tras analizar un trozo de amalgama metálica:
amalgama dental
El último libro de la dra. Clark "La Cura y Prevención de Todos los Cánceres" incluye un capítulo entero sobre técnicas dentales alternativas. Es necesario evitar no solo los metales y las amalgamas metálicas de mercurio sino los materiales dentales radioactivos y que desprenden colorantes. La dra. Clark descubrió que muchos de los materiales no metálicos empleados en odontología: empastes, cerámicas, resinas... son radioactivos.

Lista de materiales dentales testados con el sincrómetro de la dra. Clark que no son radioactivos.
 
******** Otra frecuente técnica dental a evitar son las ENDODONCIAS.

Endodoncias, cadáveres embalsamados en tu boca. Por el dr. Mercola.

Las endodoncias originan muchas enfermedades crónico-degenerativas, aunque las más frecuentes son patologías cardíacas y circulatorias, también pueden ser la causa de artritis, enfermedades cerebrales y nerviosas.

Dientes tóxicos: cómo una endodoncia te puede enfermar. Tras una endodoncia el conducto radicular de los dientes ya no tiene suministro de sangre, por lo que las bacterias que alberga dicho conducto están protegidas del sistema inmunológico.

Según el Dr. Josef Issels, en 40 años tratando pacientes con cáncer “terminal”, al 97% se les había practicado una endodoncia.

Dentistas que siguen el protocolo Clark:

**** Liliam Delgado. c/ Arzobispo Loaces 9 1º B, Alicante
Tfno: 965 98 56 05 y 629 09 86 12       

**** Adriana Travieso Hidalgo. c/ Virgen del Val, 24. Madrid 28027.
Tfno: 914 049 009

El níquel es uno de los metales más tóxicos para el ser humano y que provoca muchas alergias. El cromo puede provocar dolor crónico de origen desconocido. Estos metales no se encuentran sólamente en las amalgamas sino también en coronas, implantes, puentes y aparatos de ortodoncia.
A parte de que los metales en el medio húmedo de la boca se corroen, y por tanto, desprenden partículas metálicas, también convierten la boca en un batería en contacto con la saliva, lo que se denomina toxicidad galvánica. El cerebro es esencialmente una batería que emite señales eléctricas hacia todo el cuerpo. Las corrientes galvánicas en la boca bombardean y sobrestimulan constantemente el cerebro. Algunos síntomas son sabor metálico en la boca, pequeñas descargas eléctricas al comer con cubiertos metálicos, hiperactividad e insomnio. Incluso si por el momento no presentas síntomas, puedes comprobar si tienes corriente en la boca colocando uno de los electrodos de un voltímetro en la parte metálica del diente y el otro tocando la cara interna de la mejilla. ¡Puede marcar hasta medio voltio! Tu salud

La quelación (eliminación) de mercurio y otros metales pesados se puede realizar mediante Homeografias o suplementos de Ácido Lipoico (Tiótico), MSM, Glutation, L-Cisteína u Ornitina. Para eliminar el mercurio del cerebro (donde se acumula si se tienen o han tenido amalgamas metálicas en la boca) lo más efectivo es el ácido lipoico (tiótico).

El agua ozonizada también ayuda a excretar del cuerpo el mercurio acumulado.

Evidentemente, el paso previo a la desintoxicación de mercurio es la extracción de las amalgamas metálicas. El Zapper dental elimina los residuos de mercurio que han quedado en la boca y encías después de la extracción.

Web Mercuriados.org
Asociación española de afectados por mercurio de amalgamas dentales y otras fuentes.

Web MercurioEnLaBoca.org
Colectivo independiente de información y ayuda al afectado por micromercurialismo



Ácido Lipoico (o tiótico) de la marca DrClark, 100 cápsulas de 350 mg

Elaborado por la casa DrClark en conformidad con las directivas de pureza de la Dra Hulda Clark: no contiene inmunosupresores como metales pesados, solventes, PCB's, radioactividad o colorantes azoicos

¿Por qué elegir suplementos DrClark?

Precio:         comprar

Posología para desintoxicación de metales pesados: 1 cápsula de ácido lipoico antes del desayuno, comida y cena durante al menos dos meses.
Info adicional sobre el ácido lipoico.

Bibliografia peligros del mercurio:

- Mercurio en la boca. Lo que nadie le dijo de sus empastes metálicos. Jesús Torres.

- Envenenamiento por Mercurio de las Amalgamas Dentales - Un Peligro para el Cerebro Humano. Dr. Patrick Stortebecker

- How Safe Are Silver (Mercury Fillings : Hidden Health Facts). Betsy Russell-Manning.

- Tooth Truth. Dr Frank J. Jerome.

- Amalgam illness, diagnosis and treatment: what you can do to get better, how your doctor can help. Dr Cutler.

- Whole Body Dentistry. Mark A. Breiner, DDS.

-Diagnosis: Mercury Money, Politics, and Poison. Jane Hightower

- Root-Canal Cover-Up "New" Nutrition. George Meining, D.D.S.

- Mercury-free. Dr. James Hardy.

                SubirSubir                      Enviar a un amigo                         Imprimir   Imprimir