Las muchas maneras en las que el azúcar daña su salud

por Nancy Appleton, PhD. Autor del libro Lick The Sugar Habit (Vence el hábito del azúcar)


Traducción de Mónica Gómez Santos

En mi consulta priorizo la determinación del tipo metabólico de cada paciente, ya que de esta forma podemos usar la comida como medicamento para potenciar nuestra salud. Eventualmente Nuestro cuerpo está diseñado para gozar de una salud óptima, siempre que le proporcionemos el combustible adecuado según sus requerimientos. Medicina nutricional Medicina ignora la causa de la inmensa mayoría de las enfermedades. Excepción hecha de los cuadros provocados por infecciones de bacterias, virus y hongos la etiología de las casi 2.000 enfermedades catalogadas se desconocen. Por eso se les llama idiopáticas (de origen desconocido). 2) La inmensa mayoría de los fármacos no cura nada. Son productos para paliar o aliviar síntomas y por eso se les llama paliativos o sintomáticos. 3) Gran parte de las pruebas diagnósticas son imprecisas y poco fiables. Y algunas, además, peligrosas. 4) La formación de los médicos está hoy condicionada por la gran industria farmacéutica que los ha convertido en comerciales a su servicio. 5) Los hospitales -completamente saturados y gigantescos focos de infección- son hoy lugares muy peligrosos. Y de su eficacia habla un dato irrefutable: en ellos mueren cada año 400.000 personas, 100.000 de ellas de cáncer (datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística). 6) Los servicios de Urgencias de los hospitales no son de fiar porque si bien los dirigen médicos normalmente preparados el resto habitualmente son licenciados recién salidos de las facultades carentes de una experiencia mínima. En vacaciones y durante los fines de semana especialmente entrar en el servicio de Urgencias de un hospital puede ser más peligroso que jugar a la ruleta rusa con un arma. 7) A la inmensa mayoría de los médicos se les ha reclutado -sin habérseles pedido su opinión- en el Ejército de la Medicina Farmacológica -también conocida como Medicina Alopática, Convencional u Ortodoxa- que algunos han intentado rebautizar como Medicina Científica en un vano intento de ocultar su absoluto fracaso a la hora de ayudar a los enfermos a superar sus dolencias. En consecuencia poseen una formación casi exclusivamente farmacológica y, por tanto, sintomática. 8) Los médicos están en general frustrados y desmotivados. No sólo suelen estar muy mal remunerados sino que a menudo son explotados y encima se hallan sometidos a un sistema jerárquico que les priva de libertad. Son simples soldados al servicio del Ejército Farmacológico. 9) El número de agresiones a médicos y otros profesionales de la salud por parte de los pacientes aumenta sin cesar año tras año. La gente soporta cada vez peor la incompetencia y, sobre todo, las constantes mentiras. 10) Las llamadas "revistas científicas" -auténticas "biblias" para los médicos farmacológicos- carecen del rigor y la seriedad que en general se les atribuye. La inmensa mayoría están mediatizadas -cuando no abiertamente controladas- por las multinacionales del medicamento. 11) Las más recientes revisiones científicas de los ensayos que en el mundo se han hecho en los últimos años -decenas de miles- demuestran la falta de rigor e incluso la manipulación de muchos de ellos para que los resultados coincidan con lo que de antemano esperan los laboratorios que los financian. 12) Cada vez son más los fármacos aprobados por las autoridades sanitarias que tienen que retirarse del mercado por sus graves efectos secundarios (muertes incluidas) después de años de haber sido ingeridos por millones de personas. 13) Numerosos laboratorios y médicos se encuentran actualmente ante los jueces acusados de graves cargos, especialmente de soborno. 14) Los gobiernos occidentales se niegan sistemáticamente -a pesar de declarar una y otra vez durante las elecciones lo contrario- a regular las llamadas medicinas naturales, alternativas o complementarias así como la Medicina Tradicional China. A pesar de estar constatada su eficacia y perfectamente explicados sus fundamentos. 15) Hay disciplinas, métodos de diagnóstico, terapias, tratamientos y productos apenas conocidos -no ya por la gente en general sino por buena parte de los profesionales de la salud- que, sin embargo, son sumamente eficaces. Link al texto original en inglés


                SubirSubir                      Enviar a un amigo                         Imprimir   Imprimir